Los protocolos sanitarios presentados por los distintos sectores establecen normas sobre el traslado del personal exceptuado. El uso del transporte público está permitido y se recomienda la ocupación del 50% de la unidad para controlar las distancias. Sin embargo, en distintas oportunidades se denunció el amontonamiento y los pasajeros que deben viajar parados por falta de asientos.

Por eso, el concejal Agustín Neme de Vamos Juntos propuso la utilización del transporte escolar para trasladar a los trabajadores exceptuados. La iniciativa también busca una reactivación económica para el sector del transporte escolar, que se encuentra paralizado por la suspensión de clases.

El expediente ingresó este miércoles al Concejo Deliberante y propone autorizar a los titulares de licencias de transporte escolares regulados mediante Ordenanza 20.867 mientras se extienda la emergencia sanitaria, a suscribir convenios privados de servicios de traslados con particulares que están habilitados para reanudar sus actividades y requieran de estas prestaciones a fin de garantizar los protocolos sanitarios del personal que tienen a cargo.

"Al día de hoy muchas empresas e industrias de la ciudad han sido autorizadas a reanudar sus actividades con el debido cumplimiento de los protocolos sanitarios. Y aquí un punto importante sobre el cual debemos prestar mucha atención es el traslado de los empleados desde sus hogares al trabajo y desde el trabajo a sus hogares finalizada la jornada laboral”, expresó Neme.

"La contratación del servicio es de carácter libre y privada entre las partes involucradas. Lo que si establecemos es un protocolo sanitario y de higiene muy estricto para las unidades de transporte escolar”, afirmó.

En este sentido, “solo podrán trasladarse personas habilitadas a reanudar sus actividades, la capacidad máxima de ocupación será del 60% del total de los asientos y el cumplimiento de estrictas medidas de higiene por parte de los transportistas como de los pasajeros”.

“Con esta propuesta buscamos que las industrias y empresas de la ciudad tengan una herramienta a disposición para cumplir con los protocolos necesarios, también el cuidado de los trabajadores y conjuntamente ayudar a reactivar la economía de los transportistas escolares, que desde hace tiempo se encuentran imposibilitados de desarrollar su normal actividad tras la suspensión de clases", remarcó.

Las medidas que deberán cumplir los transportistas incluyen que solamente podrán trasladar a personas habilitadas a reanudar sus actividades, deben respetar una capacidad máxima de ocupación de sus respectivas unidades equivalente al 60% del total de los asientos asignados a pasajeros. También deben implementar todas las medidas sanitarias y de desinfección constante dentro de los vehículos y deberán impedir el acceso de personas que no cuenten con barbijos – tapa bocas debidamente colocados y que previamente no se hayan sometido a un proceso de desinfección de sus manos, ropas, calzados y demás elementos personales transportados mediante la aplicación de una solución de alcohol (diluido en agua en una proporción del 70%) mediante un rociador, antes del ingreso al vehículo.

Al mismo tiempo, tendrán que implementar todas las medidas de prevención y cuidado necesario para los choferes habilitados en los vehículos y denunciar en forma inmediata ante las autoridades sanitarias, cualquier situación anómala detectada compatible con la presencia de síntomas vinculados a la enfermedad Covid-19 que presente algún pasajero.

Comentá y expresate