Un vecino de la localidad bonaerense de Villa Ballester, en el partido de San Martín, rescató a una nena de 13 años que era explotada sexualmente.

Fue el llamado de este hombre el que puso en alerta a la policía y así llegaron los efectivos hasta el domicilio ubicado en el cruce de Almirante Brown y Sarratea, donde el proxeneta prostituía a la menor.

Según indicaron fuentes judiciales a Crónica, el acusado, de 38 años, obligaba a la víctima a trabajar de prostituta y cobrarle 100 pesos a cada cliente.

La causa fue caratulada "Explotación económica de la prostitución de menores de edad" y será investigada por la Unidad Funcional N° 14 -temática de Delitos Sexuales- del departamento judicial de San Martín.

Comentá y expresate