Un nutrido grupo de guardavidas se movilizó este sábado, a primera hora de la tarde, y manifestó en la ruta 11, desde el Faro hacia el Sur, para reclamar por la situación de compañeros despedidos por balnearios privados de la zona y reclamar el cumplimiento de legislación vigente en cuanto a cantidad de trabajadores previstos por metros de frente de playa y equipamiento de trabajo.

La manifestación la convocó la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) y logró una importante adhesión, con ruidosa protesta que llegó hasta el parador que el año pasado se llamó Container Bar y ahora tiene el nombre La Lejana, donde despidieron guardavidas que hasta hoy no habían cobrado su indemnización.

“Marchamos y movilizamos en defensa de los derechos laborales de nuestros compañeros cesanteados y para advertir sobre empresarios que se desempeñan en el rubro y no cumplen con la ley”, aseguraron desde el gremio a Ahora Mar del Plata. Las quejas, además de este caso particular, alcanzan también a condiciones laborales generales para los guardavidas.

"Marchamos y movilizamos en defensa de los derechos laborales de nuestros compañeros cesanteados y para advertir sobre empresarios que se desempeñan en el rubro y no cumplen con la ley", aseguraron desde el gremio

Desde UGA comunicaron a media tarde que después una ardua negociación "el conflicto se encuentra en vías de resolución". "Los dueños de Abracadabra se comprometieron a cancelar la deuda que tenían con nuestros dos compañeros, mientras que a los compañeros de La Lejana (ex-Container Bar) se los indemnizó correctamente y se está resolviendo su continuidad laboral", explicaron. .

Los trabajadores, que retomaron servicio desde el primer día de este mes, advierten que en buena cantidad de puestos no cuentan con material necesario e imprescindible para la realización de los rescates. Aseguran que no cuentan con roscas salvavidas y las correspondientes sogas, algunas de las cuales están disponibles pero en muy mal estado.

Lo mismo sucede con las casillas y puestos que no cuentan con condiciones de seguridad mínimas para los trabajadores. Exigen entonces el cumplimiento de la ley 14798 y anticiparon que repetirán esta manifestación durante le domingo, a partir de las 11, en busca de encontrar respuestas tanto de las autoridades municipales como de los responsables de los paradores de esa zona, que son privados.

Los trabajadores, que retomaron servicio desde el primer día de este mes, advierten que en buena cantidad de puestos no cuentan con material necesario e imprescindible para la realización de los rescates.

Insisten que debe haber un mínimo de dos guardavidas por turno y en la mayoría de los puestos hay solo uno. Y además a distancia superior a la prevista por la legislación vigente para esta actividad.Apuntan contra empresarios que explotan estos paradores y “atienden exclusivamente la generación de recursos con gastronomía y alquiler de sombra”, pero a la par aseguran que “de ninguna manera garantizan la seguridad para los bañistas”.

Comentá y expresate