La escalada ascendente de reclamos que además fue virando en argumentos y pedidos por parte de la fuerza policial tiene una cara visible: Virginia Sosa. Pero antes de adentrarnos en la descripción de su perfil, expresamos una pregunta: ¿es vocera del grupo de retirados, familiares y allegados a los efectivos, o tal vez de una parte de la fuerza activa, o de la policía? Lo visible por estas horas es que la dejan tomar y toma como la principal, y casi como única, el rol de interlocutora en todas las requisitorias periodísticas.

Virginia sosa vocera policia 5.jpg

Sosa fue oficial de la policía bonaerense en Mar del Plata desde 2006 y hasta 2012, cuando fue exonerada de la fuerza. Es decir que lleva más años ya afuera que los que cumplió de servicio. Acerca de su salida, ella misma se encargó de hacer saber públicamente que fue consecuencia de una serie de reclamos que sostuvo por las condiciones en las que desarrollaba la labor, cuando junto a algunos camaradas plantearon a su superioridad que no contaban con los elementos mínimos para cumplir con las consignas encomendadas. Y, al parecer, la sanción máxima, solo la padeció ella.

Virginia sosa vocera policia 3.jpg
<p>Virginia Sosa junto al dirigente de ultraderecha Carlos Pampill&oacute;n.</p>

Virginia Sosa junto al dirigente de ultraderecha Carlos Pampillón.

Su expulsión, y esta versión, fue noticia a partir de su decisión de manifestarse encadenándose en las puertas del palacio municipal y en el ingreso a la Catedral para contar sobre esta injusta situación a quien quisiera escucharla. Sin embargo no fue suficiente para retrotraer la expulsión, sino todo lo contrario. Por aquellos tiempos, circularon otras versiones acerca de la causa de su baja, relacionadas con fallas graves y también con determinados aspectos de su conducta.

Embed

Ya como ex policía participó de reclamos similares en mucho a los de estos días, producidos a fines de 2013, iniciados con el argumento de solicitar mejorar en los ingresos de los efectivos en actividad, pero seguidos de horas de acuartelamiento con consecuencias como saqueos y hechos de inseguridad en la ciudad, que quedó parcialmente liberada para la comisión de delitos.

Virginia sosa vocera policia 2.jpg

Corresponden también a esa misma época, publicaciones en su redes sociales con referentes locales del neo fascismo y su acercamiento a la agrupación política Bandera Vecinal, de orientación ideológica cercana. Fue justamente en su órgano comunicacional donde en 2016 contó su versión sobre la sanción disciplinaria que le costó el cargo como oficial de policía y el comienzo de su cruzada personal para defender a esa fuerza armada.

Virginia sosa vocera policia 1.jpg

Ya un poco más acá en el tiempo, se la pudo ver cercana a expresiones políticas democráticas elegidas para gobernar en diciembre de 2015. No obstante lo cual, en cada intervención mediáticas de estos días, Virginia Sosa aclara que no hay intencionalidades políticas en los reclamos que expresa. Tal vez sea que puede diferenciar sus inclinaciones personales a la hora de representar a las bases de una institución que tiene legítimas demandas que plantear. Pero lo cierto es que todas las instituciones, organizaciones, entidades, y además cualquier grupo que se conforme para expresar demandas elige a su vocero. Y quien se erige como referente en ese rol expresa la identidad de a quienes representa.

Comentá y expresate