El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmó que no se habilitarán los boliches durante la temporada y que analizarán la situación de los campings. Lo dijo en la conferencia que brindó este viernes por la tarde para dar a conocer cómo continúa el aislamiento social preventivo y obligatorio en el territorio bonaerense, luego de la extensión de las medidas sanitarias por 14 días más.

“La nocturnidad nos preocupa, pero no van a estar permitidos ni habilitados los boliches, los locales bailables”, remarcó. Y advirtió que tras la experiencia en distintas ciudades, “pueden ocurrir fiestas clandestinas en las playas”, lo cual buscarán evitar.

Kicillof reiteró que “los jóvenes son los que más esfuerzo están haciendo”. Si bien la enfermedad "no se ensaña tanto con este grupo etario”, los jóvenes “se contagian y contagian, pero su proporción de gravedad en la enfermedad es menor”.

“Les estamos pidiendo un esfuerzo solidario, porque si ellos se contagian el virus circula y pueden contagiar a los grupos de riesgo”, agregó.

Los propietarios de los campings pidieron que revean su situación, sobre todo de cara a la temporada. “Lo estamos hablando, habrá que ver la dimensión y distribución de los establecimientos”, explicó.

“No pueden funcionar los que tienen vestuarios de uso común o pueden generar aglomeraciones en espacios comunes. Pero los que tienen otro tipo de instalaciones, casos especiales, se pueden evaluar. Siempre y cuando haya protocolos y no haya riesgos”, detalló.

Y aclaró: “El tema no es prohibir nada, sino permitir todo lo posible pero que no haya contagios”.

Comentá y expresate