La tragedia de Punta Mogotes ocasionó dos muertes y por sólo un metro de distancia no hubo un trágico final para una vecina del edificio donde cedieron los balcones. Romina se salvó de milagro y este lunes habló con Telediario, el noticiero de Canal Diez: "Todavía no reacciono", contó.

"Estaba cruzando la calle y mi papá me gritó que no vaya caminando por el sol y eso hizo que detuviera la marcha", detalló Romina, que en caso de haber seguido caminando hubiese terminado debajo de los escombros.

Según contó Romina, no llegó a ver a las otras dos víctimas fatales y lo único que sintió fue un "ruido ensordecedor". Después de eso, vio al padre de la nena que murió en el accidente gritar por su mujer y su hija.

Por otro lado, contó que casi un auto la atropella: "No sabía qué hacer. O me caían las piedras encima o me pisaba un auto. Por suerte salté hacia la calle y el auto frenó", dijo.

Para finalizar, contó que vive a media cuadra del lugar del hecho y que pasa regularmente con sus dos hijos por esa esquina: "Nos salvamos de milagro".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate