Una nena de 10 años sufrió la picadura de un alacrán el sábadoy el caso generó preocupación. Sin embargo, desde el Ente Municipal de Servicios Urbanos (EMSUR), a cargo de Sebastián D’Andrea, transmitieron tranquilidad a la población.

El sector de Guardaparques del EMSUR se comunicó con la familia de la menor y tras analizar el ejemplar, se constató que “no se trataba de una especie peligrosa y no revestía importancia sanitaria bajo condiciones normales de la persona”. En ese sentido, la niña fue dada de alta horas después de permanecer en observación.

Según explicaron desde el Departamento de Control de Plagas y Vectores del ente local, “en la ciudad se encuentra el escorpión Bothriurusque no pone en riesgo la vida del ser humano a menos que el agredido sea alérgico al mismo”. De esta manera, descartaron la presencia de la especie Tityiustrivittatus, “que provoca síntomas graves y mortales”.

En cualquier caso, frente una picadura debe aplicarse hielo y concurrir de inmediato al centro de salud más cercano, de ser posible, con el ejemplar para su posterior estudio.

Si bien ha circulando información en los medios que destacaba que el animal en cuestión poseía una tonalidad clara, y que eso definía su peligrosidad, los especialistas indicaron que es “erróneo”. A simple vista, “no debe tomarse el patrón de coloración como diagnóstico, es decir, como determinante para la peligrosidad o no del animal”.

Para poder distinguir una especie de la otra es central examinar sus pinzas.“En los ejemplares de riesgo las pinzas son finitas y alargadas y en el otro caso, cortas y robustas”, aclararon los especialistas.

Medidas de prevención para evitar la presencia de estos arácnidos

- Mantener desmalezados los alrededores de las viviendas y terrenos baldíos.

- No acumular restos de poda.

- Mantener ordenados los materiales de construcción (piedras, cal, cemento, etc.).

- Mantener limpias rejillas y desagües.

- Cerrar grietas en las paredes agrietadas ya que son lugares propicios para el hábitat de escorpiones comunes.

Zonas donde habitan

El escorpión (o alacrán) es de la familia de los arácnidos y si bien está presente durante todo el año en nuestra ciudad, ante el aumento de las temperaturas se vuelven más visibles. El 80% de la población local habita en zonas más arboladas y boscosas, en tanto que el 20% restante, se puede ver en áreas más urbanizadas.

Los lugares predilectos por el escorpión son aquellas casas con acopio de canto rodado, ladrillos, resto de escombros y restos de poda. Por ello, desde Servicios Urbanos se recomienda mantener corto el pasto, desmalezar e higienizar los terrenos, tanto para evitar la aparición de escorpiones como para la proliferación de mosquitos.

Ante cualquier duda o consulta comunicarse al Departamento de Control de Plagas y Vectores al 465-5381, de lunes a sábados, de 7 a 13 o al correo electrónico controlvectoresmgp@gmail.com.

Comentá y expresate