Susana Giménez sigue "estable y está de buen ánimo", según contaron este domingo sus allegados. La conductora está internada en el Sanatorio Cantegril de Punta del Este por complicaciones derivadas del cuadro de coronavirus que padece.

"Los resultados de los estudios dieron todos normales; sigue con tos, por eso todavía le siguen dando oxígeno por mascarilla", informó el entorno de Giménez.

Esta evolución en su cuadro aleja por el momento las versiones mediáticas que señalaban que la animadora podía ser externada en las próximas horas y continuar el tratamiento en su chacra "La Mary", de San Ignacio.

La conductora argentina de 77 años, que ya se aplicó las dos dosis de la vacuna Pfizer en el Campus de Maldonado, contrajo covid-19 en Uruguay, país donde reside desde mayo de 2020, y había presentado síntomas desde el fin de semana último.

El virus alcanzó al entorno familiar de Susana, ya que su hija Mercedes Sarrabayrouse también fue hisopada y dio positivo.

Luego de desarrollar una "leve insuficiencia respiratoria" -de acuerdo con el relato que hizo ayer una de las profesionales tratantes a los medios de comunicación reunidos frente al centro médico- Giménez fue ingresada el jueves por la noche.

Fuente: Télam / Clarin

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate