El “carnet blanco” es una licencia que es exigida a quienes conducen automóviles de alquiler como taxi, remises, transportes escolares, transportes privados de personas, servicios de excursión, transportes de personas con discapacidad, ambulancias, automóviles rurales, etc.

En las últimas horas el municipio de General Pueyrredon anunció la posible eliminación de la Ordenanza Nº 13567, que data del año 2000.

En el marco del Plan integral de simplificación y agilización que el Municipio viene llevando a cabo desde el inicio de esta gestión, ya se eliminaron 145 ítems que implicaban no solo pagos en algunos casos, sino también trámites. Se busca de esta manera facilitar la vida de los vecinos al momento de realizar alguna cuestión administrativa municipal tanto comercial, como personal.

Las entidades de taxis y remises están a favor de que el municipio deje sin efecto la ordenanza que incluye a quienes conducen transportes de pasajeros.

"Este tema lo venimos hablando desde hace mucho tiempo. Ese carnet fue inventado para fines recaudatorios, no tenía otro fin. Si tenés la categoría para manejar el taxi o remise en el registro profesional ya con eso es suficiente. Está bueno que lo saquen", sostuvo Donato Cirone, titular de Supetax .

taxis

Por su parte, Miguel Rodríguez, del Sindicato Marplatense de Peones de Taxi, también se mostró a favor de esta medida que busca "agilizar trámites y simplificar el trabajo en el Partido de General Pueyrredon"."La caducidad del carnet blanco me parece algo coherente. Coincidimos con las entidades que nuclean a taxistas y remiseros. Era un doble control sin sentido que significaba un gasto adicional y una pérdida de tiempo. Lo que se necesita es la licencia habilitante", aseveró.

"Algunos trámites que eliminamos y que muestran lo ridículo y la falta de sentido común era que por ejemplo, había que pagar anticipos de tasa por habilitación, o por el préstamo de muletas, o para registrarse como proveedores", señaló recientemente el intendente Guillermo Montenegro al respecto.

“Revisamos nuestras normativas y advertimos que es innecesario que aquellos que se desempeñen conduciendo cualquier transporte de personas deban hacer un doble trámite y además deban abonar un arancel extra para obtener el carnet blanco. De esta manera, de quedar sin efecto, quienes quieran trabajar tendrán el único requisito de obtener la licencia de conducir profesional habilitante -que es la categoría D”, explicó sobre esta última simplificación Federico Chioli, Director General de Transporte de la comuna.

Comentá y expresate