El Observatorio de la Ciudad de la Universidad FASTA estudió los comportamientos de compra de los marplatenses frente a la inflación. El trabajo de campo se realizó durante el mes de diciembre en base a una muestra constituida por 500 personas mayores de 18 años, distribuidas equitativamente por sexo, con una edad promedio de 43 años y con nivel de educación secundario o superior.

Los resultados arrojados por la encuesta:

Las acciones implementadas por los encuestados para protegerse dentro del contexto inflacionario actual son variadas, pudiendo elegir más de una opción, la mayoría manifiesta principalmente comprar los días de descuento, utilizando la tarjeta de crédito, y abonando en efectivo en caso de tener descuento. Un porcentaje significativo también indica que compra o consume menos y busca precios.

Comparando el presente trabajo con el estudio realizado por el Observatorio de la Ciudad en el año 2016, en relación a las estrategias utilizadas por el consumidor frente a la inflación, se observa un incremento en la proporción de encuestados que manifiestan comprar y/o consumir menos: 25% de los encuestados en 2016 mientras que en 2018 este porcentaje se eleva al 44%.

Gráfico 1.PNG

Al igual que el estudio anterior, más de la mitad, expresa utilizar regularmente la tarjeta de crédito, principalmente cuando quieren abonar en cuotas y solamente si no tiene interés

Respecto de los hábitos de compra, 8 de cada 10 encuestados refieren haberlos cambiado en los últimos 6 meses. Al indagar acerca de los rubros en los que más han modificado sus comportamientos se advierte que aquellos que más se modificaron, resultaron ser el consumo de alimentos, servicios y uso del auto. Exceptuando los ámbitos de la salud, educación, gimnasio y comedor escolar, todos los rubros se han visto afectados en un promedio mayor a 6 puntos.

Asimismo, al solicitar que mencionen actividades que realizaban y han dejado de hacer, los encuestados refieren haber abandonado principalmente las actividades de esparcimiento tales como salidas a comer, bailar, ir al cine y salir de vacaciones.

Por último, se consultó particularmente sobre el comportamiento frente a la compra de alimentos y de ropa. Más de la mitad, refiere haber modificado sus hábitos de consumo de alimentos, principalmente cambiando la marca de productos, comprando menos cantidad y abonando con tarjeta de crédito si existen descuentos y cuotas.

En cuanto a la compra de ropa, zapatos, accesorios, el 64% ha modificado sus hábitos de compra de ropa, señalando principalmente que redujeron la cantidad que adquirían. La principal modificación se observa en la compra de calzados y de pantalones. Más de la mitad compra ropa con tarjeta de crédito, en cuotas, y un porcentaje lo hace únicamente porque hay descuentos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate