La marplatense Camila Rivadavia no esperaba semejante repercusión. Su posteo en el desafío viral #10yearschallenge, en el que expuso su recuperación de una Leucemia, generó repercusión en todo el mundo. Miles de personas se emocionaron con la historia de Camila, que a los 8 años atravesó un duro momento y hoy, a los 18, puede contarlo como una historia de vida.

“Estoy contenta, feliz y sorprendida. No lo puedo creer. No caigo de la dimensión de esto”, le dijo a Telediario. “Subí el posteo el miércoles a las 23. No estaba del todo convencida, pero justo un amigo me puso que le gustaría que suba una foto del tratamiento y una de la actualidad. Me dijo que iba a explotar en Twitter”, contó Camila, sobre la decisión de dar a conocer su historia.

Camila señaló que “me llamaron de Estados Unidos, de parís, de México, Venezuela, Perú. Es increíble”. Inclusive personalidades como Marcelo Tinelli mencionaron su caso en las redes sociales.

Asimismo, la joven relató la historia, desde el peor momento hasta la recuperación. “Me diagnosticaron Leucemia, que es cáncer en la médula ósea. Esto genera células madres malas, se va a la sangre y a todo el cuerpo. Por desgracia, me tocó uno de los tratamientos más agresivos”, explicó. “En la foto estaba en el Hospital Materno Infantil. Quiero agradecer al equipo de oncología del materno, a todos. Es un excelente equipo”, destacó.

Estuve 3 años en tratamiento. Sufrí mucho la parte que es en bloques, que son seis semanas con quimioterapia constante. A raíz de esos bloques, se me bajaban las defensas y cualquier bicho que andaba, me lo agarraba yo. Fue la parte más difícil”, contó Camila, totalmente recuperada.

Sobre el efecto que puede generar su historia en las personas que atraviesan una situación similar, Camila reflexionó: “Lo que me queda de esto es que puedo ayudar a más personas. Mucha gente me escribe diciéndome que está pasando por lo mismo, que tiene parientes en la misma, y poder darle mensajes de aliento para que sepan que se puede es importante”.

Por último, Camila contó el proyecto que tiene para continuar sus estudios. “En marzo empiezo radiología. Quería tirarme por medicina pero no llegué. Cuando hice el tratamiento me empezó a gustar el tema de la medicina. Es más, en ese momento tenía un osito de peluche y lo pinchaba por todos lados”, recordó.

Comentá y expresate