El paro general lanzado por la CGT para protestar por el "ajuste que exige el FMI y en reclamo de cambios en el rumbo económico", se hace sentir en la ciudad y el país, luego de que varios de los gremios más fuertes anunciaran su adhesión.

La medida de fuerza es adoptada entonces por La Bancaria, por lo cual no hay actividad en los bancos. También por la UTA (Unión Tranviarios Automotor), lo que impide que haya colectivos en circulación. Algunos taxistas no trabajan, mientras que sí lo hacen los remiseros. En el caso de los vuelos, Aerolíneas Argentinas canceló todos sus viajes.

En la misma línea, se adhirió a la huelga el Frente de Unidad Docente Bonaerense, por lo que en las escuelas públicas no hay clases. En el caso de los establecimientos educativos privados, la decisión de adherir o no es de los docentes, pero sus puertas están abiertas.

Por su parte, la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) permanece cerrada por el paro de la Agremiación Docente Universitaria Marplatense (Adum).

Como a la medida adherirá Camioneros, uno de los sindicatos que más protestó en el último tiempo, en la ciudad no hay recolección de residuos hasta las 20 de este lunes.

En tanto, tampoco hay actividades en la Municipalidad porque el STM, que nuclea a los empleados de la comuna, también adhiere a la medida.

Las oficinas de EDEA están cerradas y los trabajadores de Camuzzi nucleados en el Sindicato de Trabajadores de Industria del Gas Natural (Stigas) se pliegan a la huelga.

El Sindicato de Empleados de Comercio se sumó al paro, así como también los casineros, por lo que el Casino Central permanece cerrado.

Tampoco los organismos públicos tienen atención debido a la adhesión de ATE y UPCN a la medida de fuerza. Y lo mismo ocurre en las dependencias judiciales, cuyos trabajadores se sumaron a la protesta.

SMATA también se adhirió a la huelga, por lo que sólo hay guardias en las estaciones de servicios.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate