Unos 1.700 kilos de marihuana y otros 22 de cocaína fueron quemados este miércoles en el crematorio privado Boulogne, ubicado en Nuestras Malvinas al 1800 de esa localidad del norte del Conurbano, partido de San Isidro.

La droga había sido secuestrada en operativos y allanamientos realizados en Morón, La Plata, Lomas de Zamora, Almirante Brown y otras localidades del GBA, como también en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y otros puntos.

Hk2GTghjM_720x0__1.jpg

"El narcotráfico es una gran mafia a la que se le está dando batalla todos los días”, sostuvo el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, quien supervisó el encuentro.

El funcionario abundó: “La droga que se quema ya no existe más, por eso nosotros exhortamos a los juzgados a que resuelvan rápidamente la autorización para ello".

Según se informó en un comunicado de prensa, de la actividad también participaron el jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, comisario general Fabián Perroni, y autoridades ministeriales y de la Fuerza.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate