El Puerto de Quequén ya tiene en sus aguas la draga Afonso de Albuquerque, la primera del mundo en cumplir con las normas medioambientales más estrictas, las Euro 5, acercada por la empresa belga Jan De Nul para iniciar obras que llevaran esta terminal a una profundidad de 50 pies.

El Presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Arturo Rojas, reconoció sus satisfacción por el inminente inicio de estos trabajos que convertirán a esta terminal en “la más profunda del país” y con un equipo que destacó por ser “de los más amigables con el medio ambiente a nivel mundial”

.“Todo lo que venimos anunciando durante la gestión se viene concretando en los hechos. No son solo palabras, sino que son realidades concretas”, dijo durante la recorrida por la embarcación que compartió con el gerente General del ente a su cargo, Oscar Morán, y autoridades de la tripulación.

Embed

La draga de succión por arrastre Afonso de Albuquerque está preparada para intervenir sobre suelos blandos y sueltos, con una eslora de 89,3 metros y una manga de 22 metros. Su capacidad de cántara es de 3500 metros cúbicos de capacidad y puede llegar hasta una profundidad de 27,6 metros.

El Ing. Marcelo Persichini, autoridad de la empresa belga Jan de Nul, explicó que es una draga “cero kilómetro” que tendrá sus primeras operaciones en el Puerto de Quequén. “Cuenta con la última tecnología disponible en dragado de succión por arrastre y va a trabajar en conjunto con la draga cortadora IBN Battuta, pronta a arribar”, precisó..

Por lo pronto, como parte del plan de obra trazado, ya se encuentra trabajando la draga de inyección DN 28, que comenzó sus tareas complementarias de dragado a pie de muelle.

La draga Afonso de Albuquerque se construyó en los astilleros chinos Keppel Singmarine, en la ciudad de Nantong. Es la primera del planeta que cuenta con un sistema de filtrado de gases que logra una reducción certificada del 99% de las partículas residuales de la combustión.

draga jan de nul.jpg

Esta draga de succión cuenta un sistema de propulsión eléctrico-diésel, potenciado con un sistema de filtrado que califica como embarcación de emisiones "ultra bajas", cumpliendo de manera anticipada con las normas de la Organización Marítima Internacional (OMI) y con la norma Euro V (apunta a la eliminación de las partículas de desecho de los motores diésel).

Avanzadas las tareas de remoción del material blando a cargo de la draga Kaishuu, y ante el arribo de la draga Afonso de Albuquerque para trabajar en conjunto con la DN28, ya comenzó su movilización hacia Puerto Quequén desde Guayaquil (Ecuador), la draga Ibn Battuta, una de las dragas cortadoras más potentes del mundo.

Comentá y expresate