El responsable de la escultura de Playa Chica, que generó sorpresa en la ciudad y que llegó a medios del país y de distintas partes del mundo, fue develado este sábado por la mañana. Se trata del marplatense Mario Magrini.

Magrini, que es hijo de los fundadores de la Guardia del Mar, participó de una conferencia junto con el secretario de Cultura Carlos Balmaceda y la directora de Restauración de Monumentos Históricos Costanza Addiechi.

El anonimato fue buscado, pero no como una estrategia de marketing ni para generar un mayor interés en el autor, sino para que la protagonista fuera solo la obra misma, y de allí un entorno que la completara. Y con la aparición inesperada y sorpresiva ver qué despertaba en quienes la veían”, confesó. “Estas características le dieron un halo de misterio que enriqueció y hasta superó a la obra”, sostuvo.

Magrini, de 65 años, señaló que hubiese querido que el misterio “quedara en el hecho artístico”. “Pero también me involucró como autor, cosa que no era mi deseo”, agregó.

Proviene de una familia muy ligada a la ciudad, la educación, la docencia y el arte. Es hermano del director de la Guardia del Mar, Alejandro, y uno de los cuatro hijos de los fundadores de la Guardia Nacional del Mar, Norma Fuloni y Mario Magrini. "De ellos aprendí a valorar y a querer a Mar del Plata", expresó.

Además de artista, es un reconocido cirujano plástico de Mar del Plata, con más de 40 años de trayectoria. Tiene otras obras muy importantes en su poder . “El arte siempre fue una pasión”, destacó. En su carrera artística realizó escenografías e incursionó en dibujo, puntura, escultura y modelado.

“El objetivo está más que cumplido. Solo tengo palabras de agradecimiento”, expresó y Pidió disculpas a quienes se sintieron ofendidos por la colocación de la pieza sin los permisos municipales.

El 5 de febrero decidió instalarla en las rocas del paseo costero. Llevó la escultura con sus propias manos y la colocó en ese punto, donde una gran cantidad de turistas y marplatenses se acercan para sacarse fotos y contemplar la misteriosa obra.

La escultura es de cemento y representa a una mujer sentada, que se toma las piernas mientras mira hacia el mar desde una piedra de la barranca. "Representa el sentimiento de una familia en un momento difícil", confesó.

Comentá y expresate