Se llama Mauricio Ríos y usa cadenas de oro. Es marplatense y sospechan que podría ser testaferro de Rudy Ulloa, ex chofer de Néstor Kirchner. El nombre de Ríos salió publicado en los medios nacionales: en las últimas horas fue imputado por la usurpación de una casa en Cariló.

La vivienda estuvo usurpada diez meses y la dueña, Viviana Villena, ya recuperó la posesión. El marplatense está acusado junto a otras cinco personas por la usurpación del inmueble y adulteración de la documentación pública que presentaron para constatar un supuesto alquiler.

rios.jpg

Según publicó Clarín, Ríos habría sido el dueño de "Lo de Mauri", el restaurante de Alberti y Córdoba que fue clausurado en 2016 por falta de habilitación e higiene y mercadería en mal estado.

Además, el marplatense explotaría el balneario Abracadabra, junto a la sociedad Playas de Faro SA, según publicó la Unión de Guardavidas Agremiados en 2019.

Pero no sólo eso: Ríos entregó más de 700 cheques sin fondos. El dato surge de un informe del Central de Deudores del Sistema Financiero del Banco Central, pedido por la cartera de Seguridad municipal. "Dejó un tendal", dijo Lucas Ventoso, el secretario de Seguridad de Pinamar.

casa.jpg

La casa de Cariló fue usurpada en enero. La dueña la encontró pintada de otro color, con una cascada, una barra con bebidas, y los usurpadores le pusieron un nuevo nombre: “Volver a vivir”.Usaban la casa para reuniones sociales. “Era un quincho VIP”, dicen fuentes de la investigación.

La damnificado hizo la denuncia ante la Fiscalía Descentralizada N°5, a cargo de Eduardo Elizarraga. Pero el fiscal la desestimó porque los ocupantes presentaron un contrato que sería falso.

casa original.jpg
La casa en su estado original, antes de que los usurpadores la pintaran de otro color.
La casa en su estado original, antes de que los usurpadores la pintaran de otro color.

El intendente de Pinamar, Martín Yeza, pidió que destituyeran al fiscal encargado de las usurpaciones, por su pasividad. "Presenté una denuncia y pedido de destitución ante el Consejo de la Magistratura contra el fiscal Elizarraga. No tengo nada que decir sobre su persona pero sí sobre su función. La fiscalía nace para luchar contra las usurpaciones y no fue así", dijo.

Según el secretario de Seguridad de Pinamar, Lucas Ventoso, los usurpadores serían una “banda” de “por lo menos 25 personas”. Dijo que son de Mar del Plata y que van y vienen, con muchos vehículos de gran porte, cero kilómetro, y también cuatriciclos.

bebidas.jpg

“Vine a veranear con mis hijos. Nos encontramos que en la propiedad estaba estacionada una Eco Sport blanca, viejita. Golpeamos la puerta y nos atienden dos personas mayores diciendo ser cuidadores”, contó Villena, la dueña de la casa.

botellas.jpg

“Dijeron que habían alquilado por dos años. Le dijimos que eso era falso. Nos dijeron: ‘Van a tener que hablar con nuestro abogado’. Era un griterío, terminamos llamando al 911. Vino la policía, que en la mano solo tuvo un contrato totalmente falso de alquiler. Y yo tenía la propiedad, tenía todo para demostrar”, agregó.

vino.jpg

“Encontré la casa totalmente modificada, cambiado el color de la pintura, una cascada, un cartel, aires acondicionados. Había 15 personas en la pileta. Entró y salió el jardinero. Afuera había tres autos de muy alto porte, de los cuales uno sabíamos que algo estaba mal. Hicimos la denuncia y se verificó que era mellizo”, señaló.

cuadro.jpg

Durante un allanamiento en la casa usurpada, los investigadores hallaron una vinoteca por el valor de unos 200 mil pesos con botellas de Escorihuela y champagne Pommery, y un cuadro de Néstor Kirchner y Cristina Fernándezque los usurpadores colgaron en una pared.

Comentá y expresate