Con solo 18 año "Kevsho" viaja por el mundo, conoce distintas culturas y tiene un sueldo gracias a un trabajo deseado por muchos: es youtuber. Según aclara el marplatense, esta tarea no es "una pavada" como "piensa la gente grande" sino que es una verdadera profesión, que consiste en guionar, producir, grabar y editar videos. 

Kevsho, que empezó subiendo videos en los que hacía reseñas de libros, hace un tiempo decidió ampliar el contenido de sus publicaciones y hacer sketches, porque confiesa que su pasión es la actuación. En sus videos, cuenta -entre otras cosas- qué frases no hay que decir en la primera cita, las palabras que no hay que buscar en Google o las frases típicas de las madres y logra una total empatía con sus seguidores.

Si bien hay muchos jóvenes que suben videos a esta plataforma, pocos logran el éxito que tiene el marplatense de 18 años. Según el youtuber, el secreto está en tener una cámara, Internet y "no creérsela". "No hay que entrar con ganas de ganar plata o de ser famoso porque sino te gusta lo vas a terminar dejando a los dos meses", explica el joven. Luego, agrega: "Lleva muchas horas y muchos meses de dedicación y es recién ahí cuando empezás a ver los frutos, te empiezan a llamar marcas y empezás a tomarlo como un empleo".

Mirá la nota: 

 

 

Comentá y expresate