Matthew Monaco es un joven inversor estadounidense de 24 años que reveló los trucos que implementa en la bolsa de valores para comercializar acciones. A pesar de su corta edad y sin contar con mucha experiencia, logró ganancias que lo llevaron a generar más de 1,4 millones de dólares en apenas dos años luego de interiorizarse en este mundo de las finanzas y en el mercado de valores.

El joven se había inscrito a la carrera de ingeniería de software porque veía que tendría un buen futuro en ese rubro, sin embargo, esto no lo convencía al 100% y sentía que eso no era para él, ya que no quería pasarse toda la vida "sentado en una oficina".

Fue así que comenzó a interesarse por el trading, al punto de pedirles a sus padres que le paguen un curso para aprender sobre el rubro con el cual aprendió los básicos y donde, sobre todo, encontró algo que lo apasionaba.

image.png

Sus 5 criterios para detectar y elegir operaciones fructíferas:

1. Investigación del mercado: Cada día, cuando abre el mercado, Monaco dedica entre 30 minutos y una hora a investigar las acciones, a través de la herramienta Stocks to Trade, busca cuáles han sido los mayores movimientos bursátiles del día. En general, se trata de entre 10 a 15 acciones, según dijo, pero ignora cerca del 70% de ellas, ya que es posible que hayan aumentado un 50% en las primeras horas de negociación.

2. Conocimiento de la cantidad de acciones que hay disponibles: Luego revisa la capitalización de mercado de las acciones que le llamaron la atención. Lo cual es importante, porque más grande puede significar menos volátil, según dice. Otra de las variables que toma en cuenta es la flotación accionaria, ya que esto muestra la cantidad de acciones disponibles para la compra de otros inversionistas. El índice de flotación le dirá a un comerciante de acciones cuánto suministro líquido hay realmente en el mercado, el punto óptimo para Monaco es entre los 2 y los 10 millones de acciones.

3. Saber el por que de la suba de precio de una acción: Además de ello, Monaco se apega a las acciones que tienen más de USD 500.000 de volumen de negociación diaria. Ya que esto le indica que hay suficiente liquidez como para que las probabilidades de que una única transacción importante mueva demasiado el precio de las demás acciones.

4. El resultado de los primeros tres pasos le suele arrojar unas 3 acciones que entran en su “lista de observación”. Una vez que está en este punto, Monaco se aleja de su computadora para dedicarse por completo a otras actividades. Esto elimina cualquier tentación de reaccionar demasiado pronto, dice. Luego, entre una y dos horas antes de que cierre el mercado, observa qué acciones de su lista mantuvieron sus precios y cuáles no.

5. Si el precio subió por la mañana y se mantuvo por la tarde, es probable que continúe aumentando ese mismo día o a la mañana siguiente a medida que las noticias catalizadoras continúan difundiéndose, indicó. Entonces, comprará las acciones y tratará de mantenerlas hasta la mañana siguiente.

image.png

Con estos 5 criterios básicos, Monaco se dedica día a día a comercializar acciones en la bolsa de valores. Tal como se dijo, el joven de 24 años ya logró capitalizar más de 1,4 millones de dólares entre el 2020 y 2021.

No obstante, el consejo de Monaco para todas las personas que quieren adentrarse en el mundo del trading es que sigan sus instintos y no traten de imitar los métodos de otros comerciantes. Según él, cada persona debe encontrar su propio estilo ya que lo que puede funcionar para otra persona, no significa que funcionará para el resto, según dijo.

Matthew comenzó a operar nuevamente en agosto del año pasado, luego observar una recuperación del mercado de valores y de la inflación.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate