Romina Ulloa, hija de Rudy Ulloa y pareja de Juan Piero Pinna -el acusado de asesinar a balazos a Maximiliano Rihl (44) en el balneario Horizonte durante la fiesta de cumpleaños del polémico empresario marplatense Mauricio Ríos- declaró este miércoles ante la Justicia. "Quiero que se sepa la verdad", dijo.

Tras el asesinato, Piero Pinna escapó en un Toyota Corolla blanco con la hija de Rudy Ulloa y se entregó el lunes por la noche en San Miguel de Tucumán.

La hija de Rudy Ulloa -un exchofer de Néstor Kirchner que se convirtió en millonario- declaró ante la fiscal Florencia Salas y dio su versión del hecho.

Romina Ulloa se presentó en Tribunales en forma voluntaria, acompañada por su abogado y su mamá. “No puedo hablar mucho. Sólo quiero que se conozca la verdad de lo que pasó”, dijo.

Rudi Ulloa fue un ex chofer de Néstor Kirchner devenido en empresario de medios. Tras moverse muy cerca del ex presidente al comienzo de su gestión, Ulloa registró un llamativo crecimiento patrimonial. Empezó como su chofer personal, pero unos años después compró un diario, una radio -FM Estación del Carmen- y productoras en el sur.

image.png

Recibió montos millonarios de pauta oficial del gobierno kirchnerista. Por ejemplo, sus medios obtuvieron en un semestre de 2012 $2,8 millones.

Crimen

Tras el homicidio, la fiscal Salas dijo que Piero Pinna fue seguido por las cámaras de seguridad de Mar del Plata hasta la zona del centro y después se perdió.

El empresario asesinado a balazos el domingo durante la fiesta de cumpleaños recibió cuatro impactos de bala, el mortal en la zona lumbar, cuando intentaba "calmar los ánimos" tras una pelea que el agresor había mantenido con otra persona, por lo que "nada ameritaba" el ataque, según dijo la fiscal Salas.

Pinna, un comerciante tucumano dedicado a la venta de pollos, llegó como acompañante de su novia a la fiesta de cumpleaños que celebraba el empresario Mauricio Ríos en el Club de Playa Horizonte, ubicado en avenida de los Trabajadores, entre Oneglia e Isla Cerdeña. Según trascendió, Rudy Ulloa también asistió a la fiesta.

El organizador del cumpleaños había contratado un patrullero y los efectivos habrían sido testigos del brutal asesinato.

Salas confirmó que, de acuerdo a los estudios forenses, Rhil fue impactado por cuatro de los nueve balazos disparados por el atacante con una pistola calibre 9 milímetros, el mortal de ellos en la zona lumbar, ya que los tres restantes fueron en un tobillo, una rodilla y una muñeca.

Además, la fiscal reveló que otro hombre que resultó herido durante el cumpleaños, Ariel Nuñez (49), un empresario oriundo de la localidad bonaerense de Quilmes Oeste y padrino del hijo del anfitrión de la fiesta, quien fue el que inicialmente mantuvo la pelea con el atacante, no le atribuyó a éste la fractura que sufrió en uno de sus tobillos, sino que dijo que "trastabilló".

"Los datos que tenemos hasta ahora son que, con motivo de un evento en el balneario Horizonte, el imputado fue acompañado a su novia, por lo que no era invitado ni tan conocido por el grupo", dijo Salas.

La fiscal agregó que durante el festejo, en el que había niños y un pelotero, "se produce una pelea entre él (Pinna) y Núñez, que termina lesionado en una pierna, aunque no sindica a esta persona prófuga como autora de ese hecho (la lesión)".

De acuerdo al relato de la fiscal, tras ese altercado con Núñez, Pinna "se retira hasta su auto siendo seguido por Maximiliano Rhil, en un intento de calmar los ánimos".

Salas añadió que, en base a las declaraciones de 20 testigos ya incorporadas a la causa, se determinó que Pinna "sube a su vehículo, extrae un arma y efectúa nueve detonaciones, cuatro sobre el cuerpo de la víctima, sin mediar discusión previa o altercado, solo que Rhil le recriminaba esa actitud agresiva dentro del evento. Nada ameritaba que el imputado arremeta contra él con cuatro tiros".

"Es la muerte de una persona que de alguna manera estaba intentando calmar los ánimos", expresó la fiscal.

Durante las tareas realizadas en el salón de fiestas, los peritos de la Policía Científica levantaron nueve vainas servidas calibre 9 milímetros pertenecientes al arma del atacante, ya que no se halló ningún indicio de que otra persona hubiera disparado o repelido la agresión contra Rhil.

Tras el ataque, y a raíz de un llamado al 911, personal de la comisaría 5ta. de Mar del Plata arribó al lugar y solicitó una ambulancia del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) para trasladar a Rhil al Centro de Salud 2 "Guanahani", en avenida 12 de Octubre al 440, donde falleció a raíz de las heridas sufridas.

En tanto, Núñez fue llevado al Hospital Privado de la Comunidad de Mar del Plata donde fue asistido de su fractura.

Según las fuentes, Rhil era empleado de una cadena de carnicerías, residía en un barrio cerrado del partido de Ezeiza y había viajado especialmente a Mar del Plata tras ser invitado al cumpleaños.

Sobre el agresor, los voceros dijeron que "pocos de los que asistieron a la fiesta lo conocían. La invitada era su pareja, quien escapó junto a él".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate