Quilmes cambió la cara este martes y tuvo un gran desahogo, al vencer 85 a 80 a Estudiantes de Concordia en el Polideportivo. El equipo de Javier Bianchelli mostró una versión mejorada luego del descalabro sufrido ante Instituto y dejó atrás una racha de tres derrotas consecutivas.

El goleador del equipo marplatense fue Ortiz (16), seguido por Frazier (15) y Víctor Fernández (11).

El “Cervecero” tuvo un buen inicio de juego de la mano de Lucas Ortiz y Winzome Frazier, muy inspirados en ofensiva. Efectivo desde el perímetro, redondeó el primer tiempo más anotador de la temporada, con 53 puntos en los primeros dos cuartos (53-41).

Si bien nunca pudo despegarse del todo, Quilmes se las ingenió para mantener el control del juego ante un rival que llegaba entonado´. El “Cervecero” dominó ampliamente el rebote, repartió el goleo en varios intérpretes y cerró una victoria tan festejada como necesaria.

Comentá y expresate