Quilmes cortó la mala racha, consiguió su primera victoria del año y vuelve a creer. Tras la dolorosa caída en doble suplementario ante Peñarol, el "Cervecero" recuperó la sonrisa al derrotar 90-78 a Gimnasia de Comodoro Rivadavia en el estadio Polideportivo Islas Malvinas.

En el equipo de Javier Bianchelli tuvieron una gran actuación Víctor Fernández, el goleador del partido con 24 puntos, y Lucas Ortiz, con 18 puntos y 10 asistencias. A diferencia de los últimos partidos, donde pagó caro la mala toma de decisiones, esta vez Quilmes fue inteligente para cerrar el encuentro y se quedó con un merecido triunfo.

"Todo el equipo hizo un gran juego. Pudimos sacar un buen resultado después del golpe que significó el clásico. Nos ayuda el resultado para confiar", dijo Lucas Ortiz tras la victoria.

"Estamos felices porque es una victoria que hay que valorar mucho por la racha negativa que traíamos. Pudimos mantener la defensa durante un tiempo prolongado y eso fue clave", sostuvo Víctor Fernández.

En la previa del juego se pudieron observar las consecuencias de la dura derrota de Quilmes frente a Peñarol en el clásico. Bianchelli modificó su quinteto inicial e incluyó a Juan de la Fuente por Mateo Bolívar, que no venía mostrando su mejor rendimiento.

En un arranque parejo, Lucas Ortiz tomó el protagonismo y anotó los primeros 5 puntos para los locales. Gimnasia, con un buen juego asociado repartió su goleo en sus cartas más importantes: Pérez, Giorgetti y Lewis. Otro de los que tuvo un buen arranque en el cervecero fue Víctor Fernández, que anotó 6 puntos consecutivos que le permitieron al local recuperar la ventaja. Con el parcial a su favor 17 a 13, Javier Bianchelli finalizó el chico rotando su plantilla y colocando algunos suplentes.

Mateo Bolívar venía peleado con el aro y abrió el segundo cuarto mostrando destellos de su mejor nivel. El hombre de Pergamino se anotó con un triple en 45 grados y una bandeja fácil que le permitieron sumar sus primeros 5 puntos en su marca personal y aumentar la ventaja de su equipo por 24 a 15.

El partido se encontraba frio y Maximiliano Maciel lo calentó con un triple que enloqueció a todos los presentes. De esta manera puso el partido 29 a 15. Con algunos dobles, el equipo de Villagrán se arrimó a la diferencia y puso las cosas 29 a 22. Un gancho de Eduardo Vasirani le permitió al local incrementar nuevamente la diferencia a 10. El pívot de La Plata pescó un rebote en la pintura y puso el partido 33 a 23. A falta de dos minutos para el final del segundo período, Víctor Fernández concretó un lanzamiento de tres, que fue respondido por Lucas Pérez con la misma fórmula de ataque. El segundo cuarto se cerró de la mano del goleador cervecero, Lucas Ortiz, que con dos libres coronó la ventaja de su equipo por 43 a 30.

En la vuelta del descanso, Quilmes comenzó concentrado y un nuevo triple de Víctor Fernández provocó que esa virtud fuera concretada con el mejor premio. En 3 minutos y medio de juego y con mucho viento a favor, el equipo de Bianchelli logró una máxima de 17 puntos (parcial 55 a 38).

Faltando dos minutos, el partido fue palmo a palmo, Gimnasia se arrimó y achicó la diferencia a 11 unidades. El venezolano Lewis fue la carta goleadora del

visitante y con una bandeja fácil puso el juego 61 a 52. A pesar del intento de levantada del equipo del sur, Quilmes a través de un doble de Víctor Fernández cerró el tercer cuarto ganando 65 a 55 sobre su rival.

En el comienzo del último cuarto, Mateo Bolívar terminó de mostrar una mejora en su nivel y con un triple en 45º el escolta de Pergamino puso el partido 68 a 55. El cervecero parecía alejarse de su oponente, pero Gimnasia no se dio por muerto y capitalizó errores que le permitieron reducir la ventaja de Quilmes a 6 puntos. Sin embargo, el elenco de Javier Bianchelli anotó tres triples consecutivos y aplastó las esperanzas del equipo comodorense: el primero fue de Sebastián Morales, el segundo, incluyó una falta aprovechada por Lucas Ortiz, que puso el partido 75 a 62 y generó el revuelo y locura del público marplatense. El tercero fue de Víctor Fernández, que tuvo su mejor partido en el equipo cervecero. El base de San Nicolás puso las cosas 78 a 64.

La desesperación de ambos equipos los llevó a ingresar en penalización faltando cuatro minutos y medio para la finalización del partido. Quilmes parecía estancarse pero el incansable Víctor Fernández la tiró de tres y puso las cosas 86 a 70 a favor del tricolor a falta de dos minutos y medio. Gimnasia achicó la ventaja y anotó 8 puntos consecutivos. Sin embargo, Quilmes supo aguantar el envión del visitante. A falta de un minuto para el desenlace del juego, sólo un doble de Lewis fue lo más destacado. Quilmes consiguió la victoria en esta Liga Nacional y se pudo tomar revancha luego de la derrota frente a Peñarol.

Crónica: Santiago Giorgini (prensa Quilmes).

Síntesis

Quilmes (90): V. Fernández 24, L. Ortiz 18, J. E. De la Fuente 2, S. Morales 10 y E. Vassirani 12 (FI); G. Essengue 8, M. Maciel 3, M. Bolívar 13 y A. Lecona 0. DT: Javier Bianchelli.

Gimnasia (78): L. Pérez 6, D. Lewis 24, S. Vega 16, F. Giorgetti 4 y E. Vargas 7 (FI); D. Romero 4, M. Buendía 5, J. Mensia 2 y J. M. Rivero 10. DT: Martìn Villagrán.

Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas”.

Arbitros: Diego Rougier-Pedro Hoyo-Alberto Ponzo.

Parciales: 17-13, 43-30 y 65-55.

Comentá y expresate