La ilusión de empezar la gira bien pisado le duró poco a Quilmes. Ni siquiera le alcanzó con la vuelta de Ricky Sánchez para mostrar una versión competitiva. El “Cervecero” jugó su peor partido de de la temporada, sólo estuvo en juego en el primer cuarto y cayó ** a ** como visitante frente a La Unión de Formosa.

El goleador del “Cervecero” fue Iván Basualdo (13 puntos y 9 rebotes), en una muy floja noche de Eric Flor (2 puntos, con 1-7 en cancha en 17 minutos). Mientras tanto, Ricky Sánchez anotó 6 puntos en 12 minutos.

El equipo marplatense sólo dio la talla en el primer parcial (17-15). En esos primeros diez minutos defendió bien y, pese a que anotó poco, se mantuvo siempre a tiro del equipo de Leandro Ramella.

Sin embargo, el elenco de Javier Bianchelli jugó un segundo cuarto flojísimo. Errático en ataque y muy permeable en defensa. Esa combinación, sumada a la buena noche perimetral de los formoseños, resultó letal para el tricolor, que se fue al descanso perdiendo 43-24.

La diferencia se tornó indescontable para Quilmes, que nunca pudo plantar la defensa para volver al juego. Así, lamentó una amplia derrota en la ruta. Y no le quedó otra que pensar, de antemano, en el duelo de este miércoles ante el poderoso San Martín de Corrientes.

Comentá y expresate