Esta vez no pudo competir. Quilmes, que había disimulado sus carencias ante Quimsa en el debut, cayó este jueves sin atenuantes por 101 a 68 ante Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia como visitante, en el inicio de una gira durísima que continuará el sábado ante Boca y el lunes ante San Lorenzo. El goleador del “Tricolor” fue Eduardo Vassirani, con 20 puntos, seguido por Lucas Ortiz, con 13.

Los sureños no perdonaron al “Cervecero”, diezmado tras la salida de Omar Cantón, todavía sin extranjero en su plantel. Fue tal la supremacía del equipo comodorense que liquidó el partido en el primer cuarto, con un lapidario 33 a 16.

En esos primeros 10 minutos, Gimnasia impuso su ritmo. Limitó a Quilmes al extremo, explotó el contraataque, tuvo gol interior con Eloy Vargas y lastimó desde afuera, con un inapelable 5/6 en triples.

El resto del partido estuvo de más. Quilmes luchó e intentó limar la diferencia, pero nunca pudo plantar una defensa firme ni encontrar gol para preocupar a Gimnasia. Así, claudicó ante un rival que no lo perdonó y le propinó su segunda derrota en dos presentaciones en la Liga Nacional de Básquet.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate