Quilmes fue superado de principio a fin en Comodoro Rivadavia y cayó este sábado ante Gimnasia por 83 a 59. Los sureños se tomaron revancha después de la contundente derrota que le había propinado el “Cervecero” en Mar del Plata. De esta manera, el equipo de Javier Bianchelli acumuló su segunda derrota consecutiva (venía de perder ante Peñarol) y sigue sin poder ganar como visitante en el Súper 20.

El primer cuarto ya marcó la tendencia del juego. Quilmes tuvo serios problemas para atacar y Gimnasia, muy duro en defensa, aprovechó para correr y tomar distancia. Lewis fue incontenible para la defensa quilmeña, Vargas dañó en el juego interior y los sureños ganaron el primer cuarto 23 a 12.

Apagado Bolivar, los problemas ofensivos de Quilmes se prolongaron en el segundo parcial (apenas anotó 11 puntos). Esa carencia ofensiva derivó en flojas transiciones defensivas, que le permitieron a Gimnasia lastimar con contraataques e irse al descanso ganando 41 a 23.

En la reanudación, Quilmes encontró un mayor caudal de gol, con Cantón y Vasirani. Gimnasia, relajado por la diferencia que ostentaba, se prestó a un juego de posesiones cortas. Y el “Cervecero” aprovechó para limar levemente la brecha (63-46)

Con el juego liquidado, el último cuarto estuvo de más. Quilmes ya no tuvo recursos para poner en riesgo la victoria de los sureños, que se quedaron con un partido que dominaron con claridad.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate