Un pésimo segundo cuarto le costó el partido. Quilmes mostró buenas cosas ante Argentino de Junín como visitante pero tuvo 10 minutos fatales, en los que perdió 24 a 2. Y pese a que se acercó con mucho esfuerzo sobre el final, no le alcanzó y perdió 78 a 73 ante un rival directo en la lucha por no descender.

Los goleadores del equipo de Javier Bianchelli fueron Lucas Ortiz (23) y Winzome Frazier (22), mientras que el goleador del partido fue el estadounidense Markeis Black Leron, de Argentino, con 25 puntos y 9 rebotes.

El “Cervecero” empezó bien. Hasta que tuvo una interminable sequía en el segundo segmento que lo mandó al descanso abajo por 24 puntos de diferencia (42-18). Semejante descalabro necesitaba de un notable esfuerzo en el segundo tiempo. Quilmes lo hizo, pero no le alcanzó para la heroica.

El equipo marplatense nunca pudo controlar el juego interior de Argentino, que tuvo a un dominante Black Leron. Sin embargo, canceló otras vías de gol del local y, con Ortiz y Frazier encendidos, la peleó hasta el final. El “Cervecero” llegó a ponerse a 3 puntos (76-73) a falta de 50 segundos. Pero hasta ahí llegó su reacción y no pudo cerrar una gira que había iniciado con un gran triunfo en Bahía Blanca.

Comentá y expresate