Los finales cerrados no son para Quilmes en esta Liga. Ni siquiera en Corrientes, donde el último viernes había obtenido un triunfazo ante Regatas. Este domingo, volvió a jugar un buen partido, pero cayó en la última bola frente a San Martín por 75 a 73.

El "Cervecero" realizó una muy buena defensa, tuvo un buen porcentaje en triples (11/25, para un 44%) y contó con un inspirado Mateo Bolívar (18 puntos). Sin embargo, en el último cuarto lo condenaron las pérdidas (totalizó 16 en el partido) y lo privaron del segundo triunfo como visitante en la temporada.

El equipo marplatense tuvo chances hasta el final. Con el partido empatado, Lucas Faggiano realizó una gran jugada y asistió para el doble de Jeremiah Wood a falta de 7 dècimas. Y ahorcado por el reloj, Quilmes no pudo lograr la heroica.

Ahora, Quilmes tendrá un parate de 13 días y volverá a jugar el sábado 2 de marzo ante Ferro en el Polideportivo.

Comentá y expresate