Atrás quedaron las últimas dos derrotas en el clásico ante Peñarol y frente a Gimnasia en Comodoro Rivadavia. Quilmes recuperó este miércoles la sonrisa, al derrotar 76-72 a Bahía Básket en el Polideportivo. Así, el "Cervecero" gana confianza de cara al segundo duelo ante el “Milrayitas”, que será el próximo sábado por el Súper 20.

Lucas Ortiz, la figura del partido, lideró la ofensiva con 24 puntos y 6 asistencias.El primer tiempo fue muy parejo, disputado, sin un claro dominador que pudiera imponer su juego. Quilmes se fue al descanso arriba por un punto de diferencia (31-30).

En el arranque del tercer cuarto, el equipo de Bianchelli mostró su mejor cara, fue efectivo y llegó a sacar 12 puntos de ventaja. Pero una rápida reacción de Bahía Básket le permitió volver a meterse en partido y achicar distancia en el resultado (54-49).

El último cuarto fue para el infarto. Quilmes luchó, sufrió y sacó adelante un partido clave para llegar con el ánimo renovado al clásico ante Peñarol. El partido que todos quieren ganar.

Síntesis

Quilmes (76): L. Tantos 9, L. Ortiz 24, M. Bolívar 9, S. Morales 14 y O. Cantón 8 (FI). E. Vassirani 6, M. Maciel 2, V. Fernández 4, A. Lecona 0. DT: Javier Bianchelli.

Bahìa Básket (72): F. Corvalán 11, J. Materán 10 (x), M. Fernández 2, J. Levy 12 y G. do Espirito Santo 2 (FI). F. Thygesen 4 (x), F. Filippa 2 (lesionado), B. Lugarini 0, C. de Souza Pacheco 2, R. Paulichi 5, F. Elías 22. DT: Sebastián Ginóbili.

Estadio: Polideportivo Panamericano “Islas Malvinas”.

Arbitros: Fernando Sampietro, Roberto Smith y Silvio Guzmán.

Parciales: 11-16, 31-30 y 54-49.

Comentá y expresate