Quilmes se desquitó ante Instituto
Tras la dolorosa derrota ante San Martín, el "Cervecero" se levantó con una buena actuación y se impuso 95 a 86 en el Polideportivo.

Quilmes se sacó la mufa. Tras la dolorsa derrota sufrida ante San Martín de Corrientes, luego de ir ganando por 32 puntos, el equipo de Javier Bianchelli jugó en buen nivel este sábado y derrotó a Instituto de Córdoba por 95 a 86 en el Polideportivo. Esta vez, tras marcar amplias diferencias en el primer tiempo, supo aguantar la reacción de su rival en el complemento y le regaló un triunfo a su gente.

El goleador de Quilmes fue Bruno Sansimoni, con 20 puntos. Aunque fueron varios los que se lucieron. Emiliano Basabe (15 puntos y 11 rebotes), Enzo Ruiz (19) y Omar Cantón (13 y 6) tuvieron una muy buena noche.

Al igual que ante San Martín, Quilmes disfrutó de un primer tiempo de alto vuelo. Atacó con fluidez y efectividad en el tiro abierto. Y volvió a defender tan duro como en la primera parte ante los correntinos. Otra vez, las diferencias fueron muy amplias a favor de los marplatenses, que tuvieron a Enzo Ruiz encendido y, tras ganar el primer cuarto (25-18), profundizaron la supremacía en el segundo parcial y se fueron al descanso ganando por 20 (53-33).

Pero Instituto es un equipo fuerte, se puso en juego en el tercer cuarto y encendió las alarmas. Fue Dwaynde Davis, con su tiro de tres puntos, el que emparejó todo. Quilmes no tenía cómo frenarlo y confundía los caminos en ataque. Hasta que el regreso de Bruno Sansimoni le ordenó el ataque. Ruiz se mantuvo certero desde afuera y el "Cervecero" enfrió la reacción de su rival en el final del tercer segmento (69-58).

Pero a Quilmes no le sobra nada. Ni siquiera puede confiarse cuando parece escaparse en el marcador. La ventaja desperdiciada ante San Martín todavía merodeaba por el Polideportivo. Y San Martín, con Davis imparable, se puso a 5 (75-70). Pero el "Tricolor" capeó el temporal con lucha, rebotes ofensivos y gol. Así, tuvo un desquite más que necesario.