Urgido por sus tres derrotas consecutivas y por su preocupante posición en la tabla, Quilmes recibirá este lunes a Boca desde las 21,30 en el Polideportivo. El equipo marplatense, con Ricky Sánchez nuevamente insertado en la estructura, buscará volver al triunfo en la previa del clásico del próximo sábado ante Peñarol.

Quilmes mantiene sus dificultades para defender, un mal crónico que lo afectó durante toda la temporada. En la última gira, nunca recibió menos de 90 puntos. Y así, por más fluido que sea su ataque, se le torna imposible ganar.

Esta noche, además de sostener su ataque efectivo, Quilmes deberá bajar el goleo de Eduardo Gamboa, quien viene de anotarle 25 puntos a Peñarol. También el griego Fotios Lampropoulos será uno de los focos de atención para la defensa quilmeña. Y entre Nicolás Ferreyra (lesionado en el pómulo) y Bruno Sansimoni deberán controlar al uruguayo Martín Osimani, el nuevo refuerzo del equipo de Gustavo “Lobito” Fernández (ex jugador de Quilmes) para intentar enderezar una irregular campaña.

Quilmes: Nicolás Ferreyra o Bruno Sansimoni, Eric Flor, Enzo Ruiz, Ricky Sánchez e Iván Basualdo, DT: Javier Bianchelli.

Boca: Lucas Pérez, Eduardo Gamboa, Adrián Boccia, Fotios Lampropoulos y Sean Evans. DT Gustavo Fernández.

Hora: 21,30.

Árbitros: Fernando Sampietro, Julio Dinamarca y Raúl Sánchez.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Comentá y expresate