Hasta ahora, Quique Estevanez (70) había evitado hablar del episodio que Calu Rivero (30) vivió en 2012 cuando protagonizaba la tira Dulce Amor, que él producía.

La actriz denuncia que en aquel momento sufrió "excesos inapropiados" de Juan Darthés (53) durante las grabaciones de la tira. Y este lunes, en una extensa nota en Intrusos reiteró que se lo comunicó a Estevanez y él no tomó ninguna decisión al respecto.

Por primera vez, Estevanez reconoció que Rivero le fue hablar y reveló qué es lo que la actriz le dijo en 2012, justo antes de irse de la tira.

-Te llamaba por las últimas declaraciones de Calu, que te volvió a nombrar a vos.

No voy a entrar en el juego de Calu. No voy a hablar con nadie. Nada, el día que hable voy a hablar jurídicamente. No me voy a meter en este tole tole de juzgamiento mediático. En definitiva, hoy por hoy la Justicia pasaron a ser conductores y los conductores pasaron a ser jueces. De manera que prefiero no hablar. Sale todo de contexto. Se hablan muchas pavadas. No tengo ganas de entrar en este juego de yo te dije y vos me dijiste. Está fuera de contexto, hace 5 años. Es atemporal. No se puede hablar así. Yo estoy acostumbrado a la antigua: lo blanco es blanco y lo negro es negro.

-Lo que pasa es que ella te volvió a mencionar. Dijo que había hablado con vos en ese momento.

-Que hable todo lo que quiera. Cuanto más diga más tendré en algún momento para defenderme.

-¿Tenés pensado accionar contra ella?

-Por el momento no tengo pensado nada. Dejo que todo corra por sus andariveles normales. Algún día tomaré alguna decisión. De acuerdo a como vea las reglas de juego, jugaré.

-¿Vos sostenés lo mismo que la otra vez? ¿Que no tuvo nada que ver con esto la salida de ella?

-En absoluto. Ella se fue porque tenía pactado de antemano con la producción 2 meses de estudiar inglés. De hecho, en el canal firmó de común acuerdo su salida. La esperanza que yo tenía era que se quedara y no se quedó. Nada más. Porque estaba incómoda y lo que le pasaba. Yo no sé más nada.

-La única duda que queda en todo esto es si ella en algún momento te dijo "la verdad que pasó esto, me quiero ir" o nunca te dijo nada.

-Ella me dijo "estoy incómoda, por lo cual no quiero seguir".

-¿Ella...?

-Lo único que me dijo es "estoy incómoda". Jamás me dijo otra cosa que la palabra incómoda.

-¿Jamás te mencionó a Darthés?

-No, me dijo que estaba incómoda con su trabajo.

-Eso es lo que queda más ahí dando vueltas. De la otra manera, por la historia que ella cuenta, deja ver que a vos no te importó lo que ella te contaba.

-Bueno, es una apreciación de ella. Yo no me puedo meter en su cabeza. A mí cuando me pisan un pie digo "ay".

-¿Qué querés decir?

-Si vos me pisás, naturalmente me sale decirte "ay". Yo no te digo "después te voy a decir ay".

-¿Vos decís que ella en ese momento no te dijo nada?

-Ella en ese momento me dijo "estoy incómoda".

-¿Y vos no le preguntaste por qué?

-Sí, le pregunté un montón de cosas, pero no vienen al caso. A ver... yo te digo que no quiero hablar. Y todo lo que me ponga a decirte a vos en este momento es hablar. No quiero hablar. Para hablar quiero hablar como corresponda. Hablaré con mi abogado el día que tenga que hablar, haré un escrito y lo presentaré públicamente. Ahora todo lo que uno dice está fuera de contexto. Voy a contar todo lo que pasó, con el estilo de nosotros, que es un estilo serio. Yo voy a hablar con con lujo de detalles.

-¿Qué pensás de Calu?

-La admiro. Admiro el trabajo que hacen de la igualdad de la mujer. Estoy requete a favor. A mí me enseñaron de chiquito que la mujer tiene los mismos derechos y virtudes que el hombre. Me educaron de esa manera. Siempre defendí la igualdad entre el hombre y la mujer. Eso habla bien de Calu y la felicito, a ella y a todas. De lo otro, yo qué sé, hay mucho para hablar y yo no te puedo contar nada. Para hablar hay que hablar seriamente y escribirlo.

Fuente: Clarin.

Comentá y expresate