Un hombre de 52 años irrumpió en un control de tránsito que realizaba la policía para robar uno de los conos con los que señalizaban el operativo. Cuando se lo quiso llevar, se enfrentó con un policía a quien le dio un golpe en pleno forcejeo.

Ocurrió durante la noche del viernes, cuando personal de la comisaría novena estaba realizando un operativo de prevención en Güemes y Garay. Sin mediar palabras, el agresor se presentó en el lugar e intentó sustraer un cono con baliza utilizado para señalizar el lugar.

El personal policial, al ver lo que hacía, intentó sacárselo, pero el sujeto se tornó agresivo y le dio un golpe de puño en el pecho a uno de los efectivos que realizaba el control. Ambos se trenzaron el lucha y el uniformado logró reducirlo.

La fiscalía de Flagrancia dispuso las actuaciones de rigor, sin tomar medidas restrictivas para con el agresor.

Comentá y expresate