Raúl Gámez, expresidente de Vélez, es uno de los argentinos que puede contar que vio en la cancha la brillante actuación de Diego Maradona ante Inglaterra en México. A 35 años del mejor gol de la historia de los mundiales, Gámez contó en Telediario las sensaciones que vivió ese 22 de junio de 1986 en el estadio Azteca.

"Estaba detrás del arco en el que hizo el gol Maradona. Yo fui un elegido, porque me tocó vivir un Mundial de cerca, acompañando al plantel. No era dirigente de fútbol, estaba en una subcomisión de Vélez", indicó Gámez, quien antes de ser dirigente fue barra brava de Vélez.

Gámez recordó que ese día "yo estaba en una de las cabeceras. De un lado estaba la hinchada de Argentina y yo estaba del otro lado, pero éramos muchos argentinos ahí". "Yo tenía una buena relación con Bilardo, estaba Pumpido, que había sido jugador de Vélez, y también Cuciuffo", agregó.

Sobre el mejor gol de la historia de los mundiales, Gámez explicó: "Parecía que no podía ser ese gol. Nosotros veíamos que había un pase para Valdano. Pero este genio había frotado la lámpara y había pasado rivales como postes. Aparte cómo estaba la cancha: era imposible hacer eso con ese estado del terreno de juego". "Fui un privilegiado, también estuve en la final adentro de la cancha cuando terminó el partido", añadió.

Sobre el contexto del partido, cuatro años después de la guerra de Malvinas, Gámez consideró que "estábamos todos un poco confundidos, antes del partido, pensando en las Malvinas. Estaba ese comentario. Yo digo que el inglés es un tipo correcto, serio. No los Hooligans, porque toman mucho alcohol y hacen grandes escándalos. Pero los jugadores de Inglaterra fueron a pedir camisetas al vestuario de Argentina. Con esto quiero decir que confundimos las cosas"

La Selección Argentina, cuestionada antes del Mundial, se encontró como equipo en pleno torneo y ganó el título con un gran funcionamiento y un Maradona estelar. "El partido con Uruguay fue un click: era el comienzo de la pelea por el título, porque los jugadores se sintieron más convencidos y seguros de que podían lograrlo. Hicieron mucho para eso, porque se concentraron, estuvieron encerrados. Lo único que les pasaba por la cabeza era llevarle una alegría a la gente", concluyó Gámez.

Comentá y expresate