La titular de la Anses, Fernanda Raverta, destacó que el mandato presidencial al momento de ser designada recientemente fue que "vuelva a poner al organismo en el lugar que supo tener, un lugar de mucha empatía y mucha cercanía con cada argentino" y "muy inteligente" para "poder prestar la atención y los dispositivos necesarios para acompañar a las familias".

Lo dijo en la Casa Rosada donde, junto a la titular del PAMI, Luana Volnovich, anunció el pago de una suma fija y extraordinaria de unos 1.600 pesos, por única vez, a 540.000 afiliados de Pami, por los meses de marzo, abril y mayo, en reemplazo de los bolsones de alimentos que habitualmente se distribuyen a través de Centros de Jubilados y Pensionados que deben permanecer cerrados por el coronavirus,

El PAMI asistirá con un subsidio solidario de sostenimiento a esos 4.200 centros, según datos oficiales.

"Hace una semana iniciamos esta gestión a cargo de este organismo tan importante que tiene la obligación de recuperar la empatía y la inteligencia y esa obligación nos ha sido asignada por el Presidente de la Nación cuando me convocó para este lugar. Hemos instrumentado distintas medidas a lo largo y a lo ancho del país", dijo la marplatense.

La funcionaria nacional destacó la implementación del programa de asistencia económica a la producción, con el pago del cincuenta por ciento de salarios por parte del Estado y el pago del Ingreso Familiar de Emergencia en las cuentas del correo y los bancos.

Comentá y expresate