No por nada Real Madrid es el bicampeón reinante de la Champions. Este miércoles, sin merecerlo, el equipo de Zinedine Zidane venció por 3-1 al París Saint Germain y tomó una buen ventaja en la serie de octavos de final. Giovani Lo Celso fue titular en el conjunto francés, que tendrá revancha el 6 de marzo, de local.

Comenzó más despierto el equipo local. Con presión en ataque y juego por las bandas, el Real Madrid se las ingeniaba para inquietar al PSG de las estrellas. En ese inicio se parecía más al bicampeón de Champions del año pasado y no al irregular de 2018. Eso sí, le faltaría un poco de precisión en ataque. Del otro lado, el despertador aún no había sonado.

Recién al minuto 13, con un centro de Dani Alves que Neymar bajó con la mano y que el árbitro no dejó pasar, el PSG iba a demostrar que estaba en la cancha. Al crack brasileño, ex socio de Lionel Messi, lo iban a amonestar en la jugada siguiente por pegarle una patada de atrás a Nacho.

El partido iba a entrar rápido en una meseta y recién se sacudiría a los 25 minutos, después de una pelota que perdió Lo Celso en defensa y que generó un peligroso tiro libre en la puerta del área por una falta del propio ex jugador de Rosario Central. El remate de Cristiano Ronaldo se iría luego por encima del travesaño.

Se hizo de ida y vuelta inmediatamente después de esa jugada. Primero, de un lado, Neymar tuvo su chance, pero hizo un amague de más y la perdió cuando tenía para definir. De allí salió una contra por los pies de Marcelo, que terminó con un remate de CR7 a la cara de Alphonse Areola.

Y en ese frenesí de fútbol el conjunto francés iba a empezar a justificar los millones gastados. A los 33, la jugada nació por la derecha en los pies de Kylian Mbappé. El ex Mónaco tiró el centro, Cavani la dejó pasar y tras un rebote en Nacho, Adrien Rabiot apareció para definir sin resistencia: 1-0 y silencio en el estadio.

Embed

Con la desventaja, el Madrid encontraría la manera de crecer y encima iba a conseguir la inesperada la ayuda de Lo Celso. A los 43, apenas unos segundos después de que Areola tapara una pelota casi imposible, el ex Central tomó dentro del área a Toni Kroos y el árbitro italiano Gianluca Rocchi cobró penal.

Cristiano Ronaldo no dudó y con un preciso remate al palo izquierdo marcó el 1-1 ya en el cierre del primer tiempo.

Embed

En el arranque del segundo tiempo llegaría la primera gran polémica del partido. A los 7, Rabiot tuvo la chance de marcar su segundo gol, pero su remate dio en el brazo de Sergio Ramos, apenas despegado del cuerpo. El árbitro dejó seguir y todo el PSG reclamó la infracción dentro del área.

Era más el PSG, pero, nuevamente rodeado de polémica, el Real Madrid iba a salir victorioso. A los 38, Cristiano Ronaldo hizo falta en ataque, el árbitro dejó seguir y en la misma jugada empujó con su rodilla un rebote en el área rival para marcar el 2-1.

Embed

Y cuando la victoria de Real Madrid parecía algo exagerada llegaría el tercero. Marcelo apareció por sorpresa en el primer palo, tras un centro de Marco Asensio y puso el 3-1 que dejó la serie muy favorable para los bicampeones.

Embed

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate