Real Madrid sufrió este miércoles la peor derrota como local de su historia en competiciones europeas, al caer 3 a 0 ante el CSKA de Moscú por la última fecha de la primera ronda de la Champions League. No obstante, el “Merengue” clasificó para octavos de final.

El equipo de Santiago Solari, que presentó varios suplentes, recibió un duro revés en la previa del Mundial de Clubes. Ante este presente irregular del “Merengue”, River se ilusiona con llegar a la final y dar el golpe en Emiratos Árabes Unidos.

Además del golpe sufrido en el resultado, causó preocupación en Real Madrid la lesión de Gareth Bale, quien se torció el tobillo.

Por su parte, CSKA finalizó en el tercer lugar del grupo (segundo fue Roma) y jugará la Liga de Europa.

Embed

Comentá y expresate