El abogado que representa a los padres de la menor, Maximiliano Orsini, descartó la instancia de jurado popular porque lo considera incompatible con principios de la Convención Internacional de los Derechos del Niño y además porque se trata de una alternativa que deja el fallo firme, sin posibilidad de apelación a instancias superiores.

Por el caso irán a juicio Tomás Agustín Jaime, Lucas Pitman y Juan Cruz Villalba, en tanto quedaron sobreseídos de manera definitiva Roberto Costa y Emanuel Díaz, que al igual que los restantes quedaron detenidos apenas se conoció la denuncia, en las primeras horas de este año.

La posibilidad de un juicio por jurados se había anticipado para el año próximo ante un tribunal presidido por el juez Fabián Riquert. Los querellantes rechazan esa posibilidad por considerarla inconstitucional.

La querella, según pudo confirmar Ahora Mar del Plata, presentó una Reserva de Caso Federal ya que entiende que el formato de juicio popular para este caso porque “al vedarle a este particular damnificado representante de la menor víctima -a interponer hipotéticamente y en caso de que esta parte lo estime procedente-; el recurso que eventualmente corresponda, debiendo plantear en esta instancia esta cuestión federal, dado que de proseguir adelante con un debate a cargo de un jurado cuya sentencia no podrá ser recurrida por la víctima menor, generaría un perjuicio de imposible reparación ulterior”.

“En caso de ser rechazada esta presentación,la sentencia prescindiría de la aplicación de normas legales y constitucionales expresas, circunstancia que también suscita cuestión federal y de la que hago reserva expresa de someter a conocimiento del máximo tribunal”, advierte Orsini.

El caso de referencia ocurrió en la madrugada del primer día de este año en el camping El Durazno, de Miramar. Allí la menor que resultó víctima había ido a pasar la fiesta de fin de año con su familia. Durante la madrugada, como ella no aparecía, iniciaron una búsqueda en el predio y la encontraron dentro de una carpa y con varios jóvenes. De inmediato se hizo la denuncia por abuso sexual agravado y la fiscal del caso, Florencia Salas, solicitó el arresto de los cinco, autorizado por la justicia de Garantías.

Todos permanecieron privados de la libertad bajo similares cargos. A partir de testimonios que la víctima brindó en Cámara Gesell se ordenó la libertad de Costa y Díaz, a quienes no identificó como quienes estuvieron con ella en la situación denunciada.

Los restantes permanecieron en la Unidad Penal 44 de Batán hasta que, a pedido de la defensa, se les concedió la prisión domiciliaria. Condición en la que llegarán a juicio.

Comentá y expresate