Un hombre fue interceptado este domingo en el paraje La Polola, de la Ruta 88, cuando manejaba un vehículo con 3,45 g/l de alcohol en sangre, una marca récord en lo que va del año.

Personal de Tránsito, en conjunto con la policía rural, interceptó al conductor y, al realizarle el control de alcoholemia, descubrieron que estaba borracho, con una marca muy por encima del 0,5 permitido.

De esta manera, el personal de Tránsito le secuestró el auto al hombre y le retuvo su licencia de conducir.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate