Destacados economistas y empresarios participaron este viernes en Mar del Plata del coloquio de economía, política y real estate organizado por Greco Group y debatieron las claves y estrategias de la Argentina que se viene.

La apertura estuvo a cargo del intendente Guillermo Montenegro. "Este coloquio tiene que servir para la discusión de proyectos y, sobre todo, para que los empresarios vengan a invertir cada vez en nuestra ciudad", afirmó.

El empresario Gustavo Greco, organizador del coloquio que fue moderado por el gerente de noticias de Canal Diez Germán Lagrasta, confirmó la realización de un nuevo encuentro en 2022. "El coloquio se queda en Mar del Plata el año que viene y va a ser de dos días, con la participación de 20 referentes en economía y política", adelantó.

Martín Redrado, presidente de Fundación Capital y ex presidente del Banco Central, fue el primer disertante y abordó temas de actualidad en materia económica: la inflación y la suba del dólar; el panorama fiscal y monetario y el acuerdo con el FMI, entre otros temas. "Argentina necesita un programa de estabilización y crecimiento", dijo.

Redrado.jpg

Miguel Zarzur, presidente de Bacs S.A., empresa de servicios petroleros de Neuquén, eligió un título especial para su disertación: "Argentinos que funcionan en una Argentina que no funciona". En su exposición, pidió reglas de juego claras: "Necesitamos sí o sí señales un poco más pro mercado para inversiones a largo plazo. Tenemos que cambiar algunas cosas de fondo, principalmente en la concepción de la economía y motorizar la actividad privada", dijo.

zarzur.jpg

"Somos optimistas en que se va a lograr un acuerdo con el FMI. Es un paso determinante si queremos que se dé el cambio que estamos esperando. Pero si no hay acuerdo con el Fondo, todas las variables macroeconómicas pueden traernos muchos dolores de cabeza", advirtió Zarzur.

Más tarde fue el turno de Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores, quien expuso sobre cómo se transitarán estos dos años hasta el 2023. "Después de la elección, hay indicios que prevén una mayor tranquilidad. Soy optimista: creo que va a haber un acuerdo con el FMI el año próximo. A nadie le conviene un default", sostuvo.

Napoli.jpg

Nápoli pidió reglas de juego claras y estabilidad. "Es muy difícil ser empresario en Argentina, hay que tener muchas ganas porque se complica proyectar en el corto plazo. Pero si bien es un momento complicado, el país da grandes oportunidades también. La economía está creciendo fuerte, es un rebrote después de una gran caída pero no llega a los niveles de 2019", señaló.

Además se mostró preocupado por la inflación y la suba del dólar. "Puede pasar cualquier cosa con el dólar, la brecha del 100% nos indica que algo tiene que pasar. La economía no puede funcionar con esa brecha. Considero posible que el Gobierno intente acelerar las micro devaluaciones", afirmó.

Florencia Miconi, directora de Imasa Constructora, disertó sobre el crecimiento de los barrios privados y las perspectivas en el mercado local. "El sector se está moviendo, pero necesitamos créditos hipotecarios y derogar la ley de alquileres. Fue un fracaso rotundo que no le sirvió ni a los inquilinos ni a los propietarios ni al mercado. Se metieron a regular y fue una macana", dijo.

Miconi.jpg

El cierre del encuentro estuvo a cargo de Martín Cabrales,vicepresidente de la marca líder en venta de café, quien habló sobre su experiencia a cargo de la empresa familiar que la semana pasada cumplió 80 años de trayectoria."Una marca se construye todos los días", explicó.

En su exposición, también se refirió a la negociación que el Gobierno mantiene con el FMI para reestructurar alrededor de 44.200 millones de dólares. "Sí o sí tiene que haber un acuerdo con el Fondo porque Argentina no puede vivir colgada del mundo, alejada y sin ningún tipo de financiación. Necesitamos previsibilidad", manifestó.

cabrales.jpg

"Nos hemos acostumbrado a vivir con la inflación, que es el peor impuesto que podemos tener porque nos quita todo el poder adquisitivo. Tenemos que hacer una reforma tributaria. El 40 por ciento de un alimento son impuestos", agregó.

Cabrales dijo que el principal inconveniente que tienen las pymes es "la financiación" para capital de trabajo. "Tenemos que ir pensando en una economía más competitiva y más abierta. Debemos incentivar la producción y generar inversiones", señaló. En el final de su discurso, lo miró a Redrado y lanzó una frase que generó aplausos entre los empresarios. “Martín tiene que ser nuestro ministro de Economía”

Comentá y expresate