Tras la reunión de gabinete encabezada por el intendente Guillermo Montenegro, donde se dialogó acerca de los controles en la vía pública que se realizan en distintos sectores de Mar del Plata, desde Inspección General y de la Secretaría de Seguridad aseguraron que reforzarán las medidas que permitieron la clausura de varios comercios y secuestro de mercadería, así como los controles viales que permitieron la aprehensión de distintos vehículos que circulaban en sin casco (en el caso de motos) o documentación.

En este sentido, remarcaron la tarea preventiva que se está haciendo en la Peatonaly las reuniones previas con comerciantes de este sector, con el objetivo de evitar la instalación de actividades que estén fuera de las normativas vigentes. Desde estas áreas comunales se remarcó que los comerciantes se mostraron satisfechos por la presencia del Estado con las traes de prevención y control que hasta ahora se vienen desarrollando.

Al mismo tiempo, otro de los temas que se habló en la reunión fue el control que se hace en boliches bailables y locales de esparcimiento nocturno. En este sentido, y como es de público conocimiento el hecho registrado en la madrugada de este miércoles en un local ubicado en la zona de Playa Grande, se dispuso reforzar los controles y se aclaró que el sistema de emergencia funcionó correctamente con la llegada del SAME y la Policía.

De la misma manera, se precisó que desde la Comuna se está trabajando con los comercios del rubro y personal de la seguridad privada a quienes se les exigirá reforzar las capacitaciones, que también acompañará el Municipio, y avanzar en la creación de un registro a través de una credencial del personal de seguridad que trabaja en los locales nocturnos.

En este sentido, también se solicitará un mayor compromiso a los privados a fin de garantizar, entre todos, la seguridad de marplatenses y turistas, teniendo en cuenta la masividad de concurrencia que se incrementa en esta época del año en la ciudad.

Comentá y expresate