La municipalidad de General Pueyrredon reinauguró el sector del Palco de los Músicos en la Plaza San Martín en la manzana frente a la Catedral. Este lugar era el escenario original donde, en 1887, la Banda Municipal ofrecía conciertos para toda la comunidad.

El intendente Guillermo Montenegro estuvo presente en la ceremonia, de la que también participó la Directora de Restauración de Monumentos, Costanza Addiechi. “Es un orgullo y un honor estar acá y poder ver cómo han trabajado las distintas áreas para resignificar un lugar como éste, que para nosotros es maravilloso”, señaló el jefe comunal.

“Que esta plazoleta -con todas las luminarias en las que estuvo trabajando Costanza (Addiechi)- y el Ajedrez pueda volver a usarse como antes, es muy bueno para los vecinos. Que la Banda Sinfónica pueda volver a este sitio para que disfruten los vecinos es importante, porque el espacio se resignifica con gente haciendo cosas”, aseguró el intendente.

“Agradezco a la Banda Sinfónica y a su director el Maestro Ulla por cómo nos están representando a los marplatenses”, concluyó Montenegro, quien hizo referencia al concierto que la agrupación brindó hace unos días en Plaza España, con motivo del centenario del nacimiento de Astor Piazzolla.

Acto seguido, fue el turno de la Banda Sinfónica Municipal, bajo la batuta del maestro José María Ulla, quien interpretó “Oblivion” y “Libertango” de Astor Piazzolla y “Trasnochados Espineles”, de Cholo Aguirre.

LOS TRABAJOS REALIZADOS

A través de distintas tareas de puesta en valor de este histórico espacio, la comuna buscó darle vida nuevamente y recuperó parte de la historia del patrimonio escultórico de Mar del Plata.

Se colocaron dos copones de la antigua Rambla Bristol o “Francesa”, tal como popularmente se la conocía, de 1913. Originalmente eran más de 140 piezas las que ornamentaban las terrazas del edificio. En 1940, cuando fue demolido, estos copones - testimonios de la Belle Époque en Mar del Plata- fueron retirados y colocados en las siete plazas fundacionales para contribuir con su embellecimiento. Hoy solo quedan nueve en la ciudad.

Además, un reloj del espacio público que fue encontrado, recuperado emplazado en uno de los accesos al Palco de los Músicos. De frente a la Catedral se lo puede observar colocado sobre una de las antiguas columnas al igual que las 18 farolas del antiguo alumbrado público, que fueron rescatadas de distintas dependencias municipales y reunidas con el objetivo de devolverle a la ciudad un fragmento de su historia.

Este sector está también ornamentado por otros elementos que han sido parte de la historia de la ciudad, como por ejemplo un cartel en hierro fundido en el acceso de la calle San Luis y San Martín que data del año 1922 -según los registros históricos- y que ofrece una breve reseña del Palco de los Músicos y de la Banda Municipal.

Otra de las actividades que retornará será las partidas de Ajedrez gigante, utilizando la plazoleta como tablero y con piezas de madera que podrán ser utilizadas por los vecinos, tal como se hacía hace décadas.

Comentá y expresate