De la mano de un brillante Alejandro Reinick (25 puntos y 8 rebotes), Quilmes venció este martes a Centro Español de Plottier por 72 a 70 en el Polideportivo, mantuvo el invicto como local y acumuló su cuarto triunfo consecutivo en la Liga Argentina.

El equipo de Manuel Gelpi, que no falló en la seguidilla de cuatro juegos en 12 días, tuvo una brillante tarea del pivote ex Peñarol, quien a los 41 años dio una muestra más de su notable vigencia. De la mano del “Colo”, y respaldado en una buena defensa colectiva, Quilmes dio otro paso en su crecimiento como equipo.

El partido fue parejo desde el inicio. Reinick se mostró dominante en la pintura pero Quilmes sufrió la buena noche de Mario Sepúlveda (ex "Cervecero"), otro que sigue dando muestras de vigencia en la segunda categoría del básquet argentino. Con los veteranos a pleno, el primer cuarto terminó igualado en 18.

En el segundo parcial Quilmes se sostuvo con la energía de Skidelski y Pelorosso y los triples de Maxi Maciel, quien abrió fuego en una noche errática para el "Cervecero" desde el perímetro (el equipo terminó con 6/18 para un 33%). La ventaja, de todos modos, fue corta hacia el descanso (40-35).

La paridad se mantuvo en la reanudación. Reinick tuvo su pasaje más feliz, con 12 puntos. Pero del otro lado apareció el base Agustín Pérez Tapia (11) para equilibrarlo todo (60-58).

El duelo fue palo y palo hasta el final. Pero Quilmes, con Reinick intratable y la inteligencia de Maciel y Eseverri, cerró el juego con mayor aplomo. Y volvió a festejar ante su gente, esta vez con un héroe inesperado.

Comentá y expresate