El religioso italiano Amedeo Cencini, consultor de la Congregación Vaticana para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y miembro de un área de la Conferencia Episcopal Italiana abocada a la tutela de menores, fue portavoz de la invitación a la reflexión ante unos 200 sacerdotes convocados en Mar del Plata para participar de esta “semana de actualización teológica y pastoral”.

obispos 3.jpeg

Durante el encuentro, el presbítero italiano dijo que ante los casos abusos hay que sentirse “llamados a reflexionar muy atentamente sobre la calidad de nuestra vida cristiana, de nuestra vida presbiteral, de nuestra opción de vida virginal”. “Este momento dramático que la Iglesia está viviendo podrá convertirse en una gran oportunidad, en un tiempo de Dios, si nos decidimos a vivir de una manera más perfecta nuestra identidad presbiteral y anunciar al mundo que Dios es amor, hasta el punto de que nuestro corazón ha aprendido a amar a la manera de Dios”, acotó."

Cinco jornadas compartieron en esta propuesta que tuvo destacados participantes, entre ellos el arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Aspiroz Costa, que presentó aquí la Carta Apostólica del papa Francisco “Vos estis lux mundi”, texto en el que dispone nuevas normas para la prevención de los abusos sexuales en el seno de la Iglesia.

El obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre, fue el anfitrión y destacó la muy buena predisposición de todos los participantes. “Se trató revisar nuestro mundo interior”, explicó el prelado y realzó la ponencia de Cencini, que ante los religiosos “logró verdaderamente motivar este trabajo con exposiciones profundamente equilibradas desde lo espiritual y lo psicológico.”

obispos 2.jpeg

Comentá y expresate