La semana del intendente Carlos Arroyo, superados los trámites y tensiones propias del armado de equipos y candidatos para las PASO en busca de su reelección, comenzó con algunas renuncias sobre su escritorio.

En pleno fin de semana, con el jefe comunal fuera de cualquier chance de competir en la interna de Juntos por el Cambio, circuló el rumor y pronto la confirmación que dos de sus funcionarios habían cerrado postulaciones para aspirar a una banca deliberativa desde otras fuerzas.

El primer caso que se hizo público fue el de Agustín Neme, su secretario de Comunicación, que en las redes se mostró abrazado al candidato a intendente Guillermo Montenegro para confirmar que sería uno de sus posibles concejales en caso de llegar al gobierno. Lo ubicaron en el quinto lugar.

El funcionario lo había acompañado al intendente en el último tramo de su gestión recomendado por Emiliano Giri para imprimirle otro estilo y fuerza a la presencia de Arroyo en los medios y la opinión pública. Neme presentó este lunes su renuncia,tal como adelantó Ahora Mar del Plata.

Algo similar ocurrió a última hora del sábado, cuando la lista que encabeza Vilma Baragiola todavía tenía cambios a cada momento. Minutos antes de la medianoche circuló la versión definitiva y allí aparecía tercero entre los postulantes a concejales el nombre de Ángel Sebastián Niro, al que en 2015, apenas asumido como intendente y durante un acto en el Teatro Municipal Colón, lo presentó como director coordinador de la Secretaría de Gobierno.

Los colaboradores del jefe comunal habían trabajado y mucho en estos meses con la intención de fortalecer el equipo y constituir la mejor propuesta posible en pos de lograr en las urnas una cantidad de votos que les permita extender la gestión otros cuatro años. Hacia este objetivo habían solicitado el mayor compromiso de todos.

Comentá y expresate