El monumento al submarino ARA San Juan instalado en la Escollera Norte se transformó en una triste postal: no cuenta con gran parte de su estructura y en la chapa que queda el óxido continúa generando daños. Desde la Base Naval expresaron en un comunicado que “el Comando del Área Naval Atlántica mantiene su preocupación por el estado en el que se encuentra la réplica del submarino”.

“La razón por la que en su momento no se autorizó la instalación de dicha réplica en la Base Naval Mar del Plata es que justamente sus características constructivas, más allá de reflejar el sentido homenaje de los realizadores, no la hacían apta para permanecer a la intemperie próxima al mar”, explicaron.

Las distintas partes que se desprendieron de la enorme estructura, “pese a la reiterada colaboración brindada por personal de la Base Naval Mar del Plata para su reparación, constituyen un riesgo para los que circulan por el lugar”.

“Por este motivo se ha contactado a familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan y responsables de la realización y emplazamiento de la obra, quedando pendiente la resolución en cuanto a su locación definitiva”, agregaron.

image.png

Además, indicaron que la Armada Argentina ha ofrecido a los familiares la alternativa de colocar en su lugar “elementos representativos de la Fuerza de Submarinos para sumar un nuevo homenaje a sus 44 camaradas que se encuentran en patrulla eterna en el mar”.

“La colocación de esta réplica, como tantas otras iniciativas realizadas, han sido siempre acompañadas por la Armada Argentina con mucha gratitud”, aclararon.

La réplica, de casi 16 metros de largo, 5,8 de alto y 11 toneladas de peso del submarino hundido en noviembre de 2017, fue donada a la ciudad por la Agrupación Isabel, una organización chubutense que realizó la maqueta para rendir homenaje a quienes integraban la dotación del San Juan al momento de la tragedia.

Desde su emplazamiento el 18 de octubre de 2019, la estructura, montada sobre pilotes de hormigón armado, sufrió un importante deterioro por la acción del viento y el salitre del mar, especialmente en su estructura y revestimiento de hierro.

image.png

Estudiantes de la UTN repararán la réplica

Un grupo de estudiantes y graduados de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Mar del Plata se encargará de la reparación y restauración de la réplica de casi 16 metros del submarino para revertir el estado de deterioro que sufrió desde que fue montada, hace casi tres años.

La puesta en valor del memorial, ubicado en la escollera norte marplatense, surgió como una iniciativa de la Federación Universitaria Tecnológica (FUT) y del Centro de Estudiantes de la UTN local, que solicitaron autorización a los familiares de los marinos para encarar el trabajo de manera voluntaria. Este fin de semana realizarán un relevamiento para definir la cantidad y el tipo de materiales necesarios, según publicó Télam.

Comentá y expresate