A casi dos años del hundimiento del buque pesquero marplatense “El Repunte”, familiares de las víctimas afirmaron que la empresa cobró el seguro y que se niega a pagar las demandas. “La empresa Ostramar S.A. cobró los seguros de vida de los tripulantes y lo más grave es que percibieron suma millonaria en dólares por parte de Mapfre Argentina Seguros S.A, que era la compañía que aseguraba el casco del buque Repunte, que permanece hundido hasta la actualidad”, escribieron los familiares en un comunicado.

“El Repunte” se hundió el 17 de junio de 2017 en Rawson. De los 12 integrantes de la tripulación, sólo sobrevivieron dos. Tres fueron hallados muertos y los siete restantes permanecen desaparecidos. “Se concretó un siniestro negocio, denominado negocio de la muerte”, explicaron los familiares.

“Los responsables han utilizado esos fondos en beneficio propio, no los han distribuido entre las damnificados, quienes hoy viven en precarias condiciones de vida, debido a la falta de ingresos y se encuentran a la espera de que la justicia laboral condene a los responsables directos”, continuó el comunicado. “De esta manera, queda consolidado lo que desde el inicio denominamos el ‘negocio de la muerte’, en donde la empresa armadora y propietaria del buque resultó ser la única acreedora de sumas dinerarias exorbitantes”, agregaron los familiares de las víctimas.

“El hecho indudablemente se inscribe como un insulto y agravio moral a todos los familiares que diariamente reclaman por sus derechos en todo el país", concluyeron los familiares, quienes recordaron que “las empresas y la ART se han negado a reconocer las indemnizaciones”.

Comentá y expresate