Leo se siente “petrificado” luego de que delincuentes le robaran la herramienta de trabajo con la que asistía a cientos de animales de la zona sur y el basural: su cuatriciclo. El hombre, que es gastronómico, llevaba alimento que sobraba de su restaurante para los animales más vulnerables.

“El cuatriciclo estaba en la vereda de mi comercio, porque se lo iban a llevar para hacerle una reparación porque perdía nafta. Estoy petrificado con lo que pasó. Es un Yamaha Raptor 350 y asisto a animales en playas y campos, no compito, no corro, solamente es una herramienta para asistir y rescatar”, contó a Ahora Mar del Plata, el rescatista.

cuatriciclo robo 2.jpg

El ladrón se lo llevó de Pérez Bulnes y el mar y subió en contramano hasta Mario Bravo, según se pudo ver en filmaciones.

“Hace cinco años me mude del centro a la zona sur Mar del Plata, quedé maravillado por el entorno ya que, desde el Puerto hasta playa Los Lobos, todo era reserva forestal, todo un sueño para mí que venía del centro. Pero cuando pasó la primera temporada empezaron a aparecer todos los perritos que los turistas o marplatenses abandonaban en las playas y en el interior de barrios como Serena o Acantilados. Como soy gastronómico de toda la vida, siempre tenemos algo para donar, sea para gente o para animalitos”, rememora el hombre.

Fue así que empezó a llevar bolsitas con alimento, pero era tanta la cantidad de animales que se le acercaban que la comida apenas alcanzaba. “Me empecé a organizar con otro amigo que también tiene restaurante y con las motos le llevamos todo lo que conseguíamos. Muy difíciles los lugares donde nos metíamos: en algunas playas extensas, en otro lugares casi campo o zona de casillas como barro impenetrables”, sostuvo Leo.

Un vecino, que sabía del gran trabajo que hacía Leo, le ofreció venderle el cuatriciclo en muchas cuotas para llegar a lugares más remotos. “Ahí ya entré a los alrededores del basural y las canteras donde encontré decenas de galgos, en su mayoría descartados de las carreras ilegales de canes. Como no tengo hijos, y manejaba bien mi tiempo libre, lo empecé a llevar de noche o de madrugada, porque era cuando la gente duerme pero los animales no. Al poco tiempo hasta el perro más arisco, al escuchar el cuatri, venía corriendo hasta donde yo estuviese”, rememora el voluntario.

Embed

Los perros no son los únicos animales que ayuda Leo sino que se mete en la playa y asiste a pingüinos para que puedan volver al mar. Eso suele pasar cada tormenta grande, donde al parecer quedan muy cansados para volver al mar. Así que también bordeaba la costa en cada tormenta. Nada puedo hacer sin el cuatri que me lo dieron a pagar en un millón de cuotas. Siempre costeé la nafta y el alimento yo. Jamás pedí nada y jamás subo nada a las redes sociales pero el tema del robo tuve que publicarlo”, enfatizó.

Leo asegura que lo ocurrido lo movilizó mucho y no ha podido volver a trabajar desde entonces. “Lo hago con amor, hacer eso me da mucha felicidad. Creo que la gente me puede ayudar con energía positiva además de estar atenta a verlo nuevamente. Realmente era una herramienta que me unía 100℅ con los animales y la naturaleza. Sé que es algo material pero lo veo de otra manera. Es un vínculo que me permitió acercarme a lo que amo hacer”, se lamentó.

“Y, siendo sinceros, ¿cuándo voy a volver a tener uno con los precios en dólares? Hace tres meses después de las dos ballenas que pasaron por Waikiki, me facilitaron una moto de agua para escoltar a las ballenas cuando pasan muy cerca de la costa. Yo soy bajo perfil a full, hago esto porque me hace muy feliz, no tengo mucha familia y los animales me dan mucho amor. Es algo recíproco”, completó.

La zona de búsqueda comprende al Barrio Alfar, Faro y alrededores, como Barrio Jardín, Bosque Acantilados, San Patricio. Algunos vecinos aseguran que el cuatriciclo fue visto en las calles 427/429/431/433. El hombre aseguró que quien lo encuentre obtendrá una recompensa de 30 mil pesos, que es “lo único que tiene”. Teléfono de contacto: 2236 32 8736.

Comentá y expresate