Tiritando y balbuceando, un niño de 6 años fue rescatado por la policía desde el interior de una heladera enchufada. El estremecedor caso ocurrió en Santiago del Estero.

La escena dejó boquiabiertas a las policías de la Comisaría del Menor y la Mujer Nº 5, y más aterrada aún a la fiscal Cecilia Gómez Castañeda.

La funcionaria actuó de oficio al advertir en Facebook denuncias sobre golpizas y tratos denigrantes del propio padre, publicó El Liberal.

Alertadas por ese escándalo, las policías arribaron a la casa y dos adultos evitaron clarificar el suceso. Entonces, una oficial escuchó que algo se cerró con intensidad.

Buscó en toda la casa y lo último por abrir fue una heladera. Quedó paralizada al encontrar al niño paradito y con la piel de gallina.

Urgente, quedó detenido el padre, Daniel Bulacio, y retiraron al menor hacia la Fiscalía.

En seis horas, Gómez Castañeda dio contención y alimentos al chiquito. A la vez, la policía salió en busca de la madre, Jisela Rodríguez, a quien halló en Las Termas, se supo. "Me fui harta de los malos tratos", deslizó.

La odisea del menor también se llevó puesta la libertad de su abuelo, Raúl Bulacio, sospechado de ser quien lo golpeó en la espalda con varillas.

Hoy, padre e hijo están presos por "lesiones calificadas" y la Fiscalía priorizó la investigación.

Ante posibles reacciones adversas de sus cuñadas, la madre y los tres niños fueron alojados en El Refugio, a cargo de Malena Herrera. La institución proveyó alimentos, un techo y cama, hasta tanto la mujer defina su nueva vida y hogar.

Comentá y expresate