Una perrita fue enterrada viva en un cerro, con solamente su cabeza fuera del terreno árido y rocoso, lanzando un desgarrador llanto que removió las venas de los vecinos que escucharon el pedido de auxilio. El triste hecho sucedió en Tarija, en el vecino país de Bolivia.

Según publicó El Tribuno, fueron los vecinos que alertaron a la policía quienes luego de la búsqueda, localizaron a la perrita y realizaron las tareas de rescate.

Tras sacarla, se percataron que el animal llevaba muchos días al parecer en esta situación, ya que era incapaz de sostenerse en pie por sus propios medios.

La perrita, de aproximadamente dos años, fue atendida por un médico veterinario en la EPI y poco después del rescate ya tenía un hogar temporal.

Comentá y expresate