Las dos figuras presentaban grafittis con expresiones fuertes vinculadas al pedido de una ley en favor del aborto, Y otros garabatos, también con pintura y sin mensaje claro. Sobre esas pintadas se tuvo que trabajar durante más de dos semanas para limpiar y restaurar los lobos de piedra de la rambla hasta dejarlos en su mejor versión posible.

Las tareas estuvieron a cargo de la directora de Restauración de Monumentos Escultóricos, Constanza Addiechi, que aplicó tratamientos adecuados para que de estos hechos de vandalismo no queden evidencias sobre estos verdaderos símbolos de la ciudad.

“Estas dos obras realizadas en piedra por el escultor argentino José Fioravanti fueron declaradas Patrimonio Histórico Nacional por lo que cualquier intervención que se realice en ellas debe estar aprobada por la Comisión Nacional de Monumentos de la Ciudad de Buenos Aires”, explicó a Ahora Mar del Plata sobre los pedidos de autorización que debió realizar antes de iniciar su trabajo.

lobos rambla2.png

El visto bueno de la dependencia encargada de la preservación del patrimonio cultural habilitó el inicio de tareas con productos específicos y métodos que permiten despejar la pintura sin afectar la piedra. El resultado final es impecable.

No es la primera vez que estas emblemáticas figuras de la rambla sufre este tipo de ataques. Si bien no trascendieron costos del operativo de restauración, se hace hincapié en el daño profundo que algunos productos puede realizar sobre la superficie original de la escultura.

Recordó Addiechi que en Mar del Plata se trabaja intensamente en la preservación del patrimonio escultórico tanto con intervenciones para restauración como en difusión cultural, enfocada en particular a los más pequeños de la ciudad. Por eso se han organizado charlas y visitas guiadas de las que cada semana participan alumnos de escuelas de todo el distrito para recorrer las principales esculturas y conocer su historia.

Comentá y expresate