Los mensajes de texto publicados por la policía de Arizona, Estados Unidos, muestran cómo una maestra casada, de 27 años, sedujo a su alumno 13 años para abusar sexualmente de él. Los ataques de Brittany Zamora fueron tres en total. Ocurrieron en el aula y también en el autode la docente.

El miércoles 27 de febrero se develaron nuevos datos de un caso que se conoció hace tres meses, pero que en realidad ocurrió en marzo de 2018. Ahora The Arizona Republic reveló documentos policiales sobre el caso.

Profe.jpg

Los documentos filtrados por la policía muestran que la mujer comenzó a enviarle mensajes al chico los días en que faltaba a la escuela. Y el acoso continuó en la institución escolar.

“Ella dijo que quería practicarme sexo oral“, dijo el menor a los agentes según ahora trascendió. El primer beso habría ocurrido en la Navidad después de una clase. El joven confirmó que Zamora lo tomó de la camisa y lo abrazó antes de darle un beso.

chat.jpg

Zamora fue maestra en la Escuela Primaria Las Brisas Academy en Goodyear, Arizona, y se contactó con el alumno de sexto grado a través de un chat escolar interno llamado 'Class Craft'.

La relación fue descubierta por los padres del joven, quienes observaron que tenía en su celular fotos y chats subidos de tono.La maestra fue imputada por abuso sexual contra un menor, cargo del cual se declaró inocente.

Zamora bombardeó al chico con textos como "te amo" y él respondió con mensajes similares. En otro chat, ella escribió: "Dios mío, eres un bebé tan lindo. Bebé, te quiero todos los días para mí. Ojalá pudieras quedarte después de clase conmigo".

Según la policía, Zamora presuntamente tuvo relaciones sexuales con el adolescente tres veces y realizó actos sexuales con él en el aula y en el coche. La mujer, además, le mandó fotos de ella misma desnuda y en lencería.

Después de un mensaje en el que la víctima dijo que quería volver a tener relaciones sexuales con ella, Zamora respondió: "¡Lo sé, bebé! Te quiero todos los días sin límite de tiempo ".

También le envió otro chat que dice: "Si pudiera dejar mi trabajo y tener relaciones sexuales contigo todo el día, lo haría", muestran los registros judiciales que ahora trascendieron.

Zamora habría pedido al estudiante que mantuviera el asunto en secreto, pero el joven le contó a un compañero, quien fue interrogado por la policía.

De acuerdo con el testimonio del amigo, una tarde después de clase los muchachos quedaron solos con la maestra. La mujer le habría pedido que se quedara para que se asegurara que nadie la viera tener sexo con el otro estudiante. “Lo hacían, fue bastante incómodo”, dijo el amigo, quien aseguró que la docente le pidió hacer lo mismo al día siguiente.

Su esposo, Daniel Zamora, presuntamente presionó a los padresde la víctima para que no fueran a la policía cuando se encontraron los mensajes hot.

Los padres del nene le dijeron a la policía que habían instalado una aplicación de control parental en su teléfono cuando comenzaron a notar una conducta extraña por parte de su hijo. Luego descubrieron los mensajes y el chico admitió haber tenido relaciones sexuales con Zamora.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate